miércoles, 22 de julio de 2009

El mar socorrista

El viernes voy a ir a Siam Park: un parque acuático que está al sur de Tenerife. La verdad me hace bastante ilusión. Y eso que no sé nadar muy bien. Pero vamos, el 80% de las atracciones, el agua es de poca profundidad. No obstante ¿tendré suficientes ovarios para deslizarme por un tobogán a una velocidad considerable? Lo dudo tremendamente. :P
¿Qué por qué no sé nadar? Bueno, a los 8 años casi me ahogo: supongo que eso influyó, de alguna manera. Además existen formas de enseñar a nadar bastante puñeteras. Mi predilecta a comentar es la clásica cogida por el tronco: Te dicen que muevas los brazos y las piernas. Pero claro:
1º El que te agarra (casi siempre tu padre) no te coge muy recto y, misteriosamente, te inclina la cabeza más que los pies, acabando haciendo una voltereta inesperada.
2ºNi se te ocurra decir "no me sueltes". Son las palabras mágicas.
Ahora mismo, después de tanto tiempo, más o menos sé nadar. Pero falla algo. Soy capaz de mantener la cabeza fuera del agua por donde no hago pie. Pero si el agua me cubre mucho...no sé como ir hacia arriba.En otras palabras: la técnica no está perfeccionada.
Lo que debe estar francamente divertido es estar en el mar Muerto, en Jordania.
El mar Muerto (para los que no lo sepan) se llama así porque la densidad de sal es tal que ningún ser vivo puede vivir allí, salvo determinadas bacterias. Esto no implica que no haya muchas espcies alrededor, habiendo parajes protegidos por una zona y campos de golf y hoteles por otra (ya, lo sé, no desaprovechan oportunidad ¬¬)
A más sal, la posibilidad de flote es mucho mayor. A mayor densidad del agua, más flotabilidad. El porcentaje de sal occila el 30%, a diferencia de las aguas marinas convencionales (3,5%).
El barro y agua de esas aguas tiene muchas propiedades: hasta 21 minerales beneficiosos .¿No habeis oído en los anuncios de por la mañana esos potingues hechos de barro del mar muerto? Recuerdo que hace un tiempo los ponían, junto a un potingue hecho con baba de caracol. No obstante, no hace falta pagar una millonada por tener barro del mar muerto. Propiedades beneficiosas hay muchas en muchos sitios, solo hay que saber buscarlas.
No me hace gracia alguna que el Mar Muerto esté desapareciendo. En el año 1.945 era de 1.025 kilómetros cuadrados y hoy en día es de 625 kilómetros. Y es que el Mar Muerto, aunque reciva ese nombre, no se puede considerar mar. Mas bien se trata un lago que recive agua del río Jordán y de algún afluente menor. Al parecer, la cantidad de agua que recive del río es cada vez menor.
Se están tomando medidas para evitar un duro descenlace. Por ejemplo, según leí a finales del mes de junio de este año, va a haber unn canal que unirá el Mar Rojo con el Muerto para hacer un trasvase de aguas. El Banco Mundial hará una inversión de 1.250 millones de dólares.
Un Siam Park con agua casi 10 veces más salada que el agua de mar común sería una oferta que dificilmente rechazaría. Claro que, pensándolo bien, te tragas un poco de esa agua y el subidón de sodio que experimentas puede ser letal. Y ojo al dato: no puedes estar en el Mar Muerto el tiempo que te dé la gana: Carlos Peña fue la primera persona que recorrió a nado el Mar Muerto y la exposición de sus aguas de manera continua le provocaron dolorosas heridas en la piel. Estar más de 3 horas en este mar no es recomendable.
El Mar muerto: El único mar que favorece la afición a la lectura. Pero con moderación. :P

9 chispas coloridas:

Maltut dijo...

Pero mujer, si nadar tiene poco chiste. A mí al menos me enseñaron profesores de mi escuela hace muchos años y no con la técnica del agarre, sino con una especie de tabla de surf chiquitita que me dieron para que aprendiera a mover las piernas en el agua y una vez aprendí el movimiento pasé a aprender a mover los brazos poniendome la tabla en el pecho. A las malas nadar a braza es una opción y a las muy malas, siempre queda el estilo perrito ^_^

Por cierto, los potingues esos de sales del mar muerto los siguen vendiendo en las tiendas de cosmética.

Mente Policromada dijo...

Yo suelo nadar estilo braza, pero sin hundir la cabeza. Es el estilo que menos me cansa.
Sí, he visto cremas a porrillo del mar muerto. Y de muchas otras cosas: Crema de avena, de almendras, de oliva, de pepino....la verdad es que, más que comética, parece que estoy hablando de ingredientes para algún plato de comida específico. jejeje.

Nokuaru dijo...

Se nadar. Aunque mucha diferencia no hace ya que hace años que no voy al mar. Siempre fui una persona mas de montaña, sobre todo cuando conocí el sur de mi país.
Tengo un recuerdo de estar en el mar, aproximadamente con 8 años y que un pozo me succionase para abajo. Me ahogué (un poquito) y me sacó mi viejo.
Es el dia de hoy que no puedo comer Chop Suey. Los brotes de soja en abundancia en el Chop Suey tienen gusto a ahogado (no estoy loco, mi ex novia descubrio el mismo sabor) Es el sabor a estar ahogandote. Obvio que solo los que se ahogaron pueden reconocerlo =P

Como dato de color, el Mar Muerto se encuentra en el lugar mas bajo de la tierra (-420m aprox. sobre el nivel del mar)

Lo curioso de todo esto, es que hoy busque informacion del Mar Muerto, obviamente antes de ver tu post (sino no sería curioso) Y me encuentro con esto que pusiste..... Raro, no? Nunca crei en las casualidades.

Saludooos! Y te respondi en mi blog lo que preguntaste

Besos!

Nokuaru dijo...

Ahhhhhhh ahi me acordé. Estaba pensando en Evangelion y busqué información del Mar Muerto.

Mente Policromada dijo...

jajajaja. Es normal que tengan algo de sabor a ahogado: todos los germinados lo tienen. Viven sumergidos en el agua. Algo de la flora sumergida nos tragaremos cuando nos estamos ahogando.
Yo, cada vez que veo germinados de soja me recuerda a cuando, para un trabajo de clase, puse unos garbanzos en un bote de agua, para verlos germinar. Eso, al mes, cogió una peste... Y eso que cambiaba el agua de manera regular. Recuerdo que también le poníamos un algodoncillo junto a los garbanzos. Las raices se agarraban al algodón como chicle a un zapato. Una cosa que me he preguntado es que, si las plantas pudieran hablar ¿Qué dirían cuando son plantadas en el agua? ¿Dirían "maldita, plantame en la tierra, que a duras penas puedo sobrevivir?" :P

Cañe dijo...

Un chupito del mar muerto tiene que saber a gloria xD.

Respecto a Siam Park...ya te dije lo que pensaba :p

Mente Policromada dijo...

Cañe, la gente que te lea entrara en un pozo de curiosidad. Reservas tus opiniones con una ola de misterio. Jejeje. ^^

Nokuaru dijo...

Siempre quise un gato, pero mi vieja los odia. Creo que esa es una de las grandes frustraciones de mi infancia.... y probablemente tambien por eso me gusten tanto....
¿A que viene esto....? Ah, si, a "Orión" la nueva mascota de tu blog.
Jaja, si, nosotros germinabamos porotos y era bastante desagradable el olor.... Jajaja y seguro se quejan, de eso no tengas duda. Es porque nos creemos muy poderosos.... =S

Besos!

Mente Policromada dijo...

Jejeje, yo desde mi más tierna infancia tuve una mascota:
A los 5 años me regalaron un perro negro con alguna mancha blanca y marrón: Koki.
A los 9 años tuve un gato naranja, con la panza blanca: Simba. Tuvo que aprender a convivir con Koki. Al final la cosa salió bien...bueno, a veces Simba se subía a lomos de Koki y lo cabalgaba (en el sentido más inocente de la palabra). No estoy segura del todo de que a Koki le gustara demasiado. XD
Cuando me mudé al piso, tuve que dejarlos al nuevo dueño. No podrían llegar a acostumbrarse a un hogar más reducido. Fue entonces cuando me compré un Yorshire terrier muy pequeño: Linda. Mi primera mascota hembra.
Soy incorregible. Me cuesta reñir a mis mascotas. Así me salió Linda, que mea donde le da la gana ¬¬.:P
Nokuaru, ¿Has probado llevarla a la tienda de animales y enseñarle una cría de gatito? No hay cosa que enternezca más. A menos que sea alérgica. No hay ternura que combata ese factor. ^^U.

Publicar un comentario