martes, 27 de diciembre de 2011

Yo pasé por aquí... :P

Facebook se ha convertido últimamente en mi vía de comunicación desenfadada. Y este blog, que era un miscelanea de mi visión del mundo (con todo el repertorio emocional que conlleva), se ha convertido últimamente en fuente de cosas propias, tanto personales como relatos, pero todo directa o indirectamente con un aire casi de confesionario (miedos, deseos, paranoias...) Pero no quiero que este blog se reduzca a eso. Ya que mi mundo no se reduce a eso. XD Pues bien, una faceta mía es adentrarme a youtube y descubrir vídeos nuevos que me hagan reír. Y os voy a dejar con un repertorio de algunos grupos de vídeos que me han hecho mucha gracia en los últimos meses, todos ellos registrados en facebook en su momento. :P

 1) Llamas con sombrero: Probablemente uno muy significativo para muchos de mis amigos en esta temporada. Lo descubrí por verano y algunas frases fueron memorables, siendo incluso tema decorativo en una fiesta de cumpleaños. Está compuesto por cuatro capítulos. Aquí el primero.


2)ASDF: Absurdo, ácido, ingenioso...No existen palabras suficientes para describir esta recopilación descubierta en la misma fecha. Por ahí dicen que circula un capítulo más. Sed aventureros y a ver si lo encontráis.
 

3)Elvisa Yomastercard: Sencillamente desternillante. Son tutoriales de cosas muy cotidianas, desde un punto de vista muy simpático. Hay montones, de muchos temas y cada uno más chistoso que el anterior. En su simpleza radica su gran acierto. Tenemos cosas tales como "cómo recuperar la dignidad tras caernos", "cómo poner cara de indignación", "cómo NO echarse crema", "cómo poner cara de troll face"... Esta persona sigue en activo, colgando vídeos en su tiempo libre. Aquí os dejo uno :P:

 4)Dorkly bits: Parodias de nuestros personajes de videojuegos favoritos. Situaciones que en algún momento puede que se nos haya cruzado por la cabeza. Recomendadísimo.

 5)Cómo debió haber terminado...: Son vídeos de animación que nos muestran una manera diferente de acabar algunas películas muy conocidas. Hablando en plata: estoy más conforme con alguno de esos finales propuestos, jajaja XD:
  

 6) Dick Figures: dos monigotes: Un excéntrico y loco Rojo y un enamoradizo y más cuerdo Azul. Los dos en situaciones muy ocurrentes. También sale un mapache de vez en cuando XD. Aquí uno de sus capítulos:
 

 7)Todo el monte es orgasmo: "¿¡Qué pasó, perras!?" es el saludo que nos da Bollicao (Bolli), en un videoblog alocado, a ritmo desenfrenado y sin pelos en la lengua. Un ejemplo:



*PLUS) ¡Votamanta!: Para terminar os dejo con un añadido de regalo, que no es precisamente un grupo de vídeos (aunque su canal no tiene desperdicio); sino un vídeo concreto que ha marcado un antes y un después, más en la época preelectoral...





Ala, ya tenéis entretenimiento para rato. Y cuidado que engancha y aún no existe desintoxicación para este tipo de vicios. ;)

martes, 20 de diciembre de 2011

Timidez

-¿Alguna propuesta para año nuevo?
-Continuar con mis tres metas: Descubrir mi fortaleza. Vivir una vida con la que me sienta identificada. Ser un poco menos tímida. Y sé que voy a conseguir las tres.
-Espera ¿Tú tímida? ¡Jamás! Si siempre estás hablando alto y muy rápido. Enseguida coges confianza y...
-Existen muchos tipos de timidez. Los que callan por miedo de decir algo inapropiado y los que hablan sin parar, tapando con una parafernalia oral y mímica sus miedos y lo que verdaderamente sienten. Yo he probado los dos platos.
-¿Los dos?
-Antes siempre permanecía en silencio con la mayoría de la gente que me rodeaba. Pero las cosas me fueron mal. Y me esforcé por ser extrovertida. Pero forzarse a ser es difícil. Sólo he conseguido parecer. Y vivir de apariencias, perdiéndome una gran parte de la vida. Y lo gracioso es que cada vez me ha sido más difícil ocultar lo que hay en mí. Hablando cada vez más alto. Actuando más teatralmente. Me centro demasiado en la forma y poco en el contenido interno. La timidez no es mala siempre, no me malinterpretes. Pero cuando tienes incluso amigos de hace muchos años con los que jamás puedes llegar a mostrarte...malo.
-¿Quién eres?
- Ya no lo sé con certeza.
-¿Eres así con todo el mundo?
-No. Hay unas pocas personas con las que me atrevo a relajarme. Y doy gracias por ello. Porque si no, me habría vuelto loca hace mucho tiempo.
-¿Y cómo eres con ellos?
-Pues puede que en ciertos sentidos, parecido al resto. Pero a la vez, diferente.
-Ya te pones toda misteriosa. ¡Puaj!
- Ja,ja,ja. Puede. Creo que la mayor diferencia es que no tengo mi mayor miedo.
-¿Y de qué tienes miedo?
-De qué descubran que la persona que más me asusta...soy yo misma.



domingo, 4 de diciembre de 2011

Un bar ideal

No suelo beber y eso se nota: Mucha gente elige un bar atendiendo exclusivamente a la calidad y al precio de la bebida. Y luego, muy a la par, al tipo de música. Pero me ha apetecido ir más allá y me he preguntado ¿Cómo sería para mí un bar ideal?

1) Tendría que haber posibilidad de cócteles: Las pocas veces que bebo alcohol opto por mezclas que no lleven gas, pues no me gusta. En algunos bares esta elección es imposible, pues las únicas mezclas con bebidas alcóholicas se hacen con Coca-Cola, Fanta o 7up. Así que pondría la posibilidad de que se pudieran hacer combinados, desde sofisticados Cosmopolitan hasta los ya comunes mojitos.

2) Música: ¡Pop-rock y rock puro principalmente, por favor! Desde éxitos de los 60 hasta novedades más recientes. En Español, en Inglés o en el idioma que surja. También intercalarlo con algo de otros géneros cómo ska, heavy metal o algo más suave, como soul. Y que también haya alguna balada romántica de vez en cuando ¿Qué pasa? :$

3) Conciertos: para promocionar grupos de todo tipo, con entrada libre o muy barata. Los conciertos pueden ser desde música de autor , pasando por pop, rock, blues,o incluso jazz.

4) Actuaciones no musicales: ¡También que haya algo más que música! Cómo pueden ser actuaciones de humor, recitales de poesía, relato breve o incluso alguna proyección. :D

5) Posibilidad de bailar: ¡Me encanta bailar! Hay bares en los que no hay espacio para hacerlo y eso me enfurruña.

6) Local y decorado: Tiene que ser amplio, muy limpio, muy ventilado y sin aire acondicionado (¡mis ojos!). La barra con una forma algo modernista, iluminación tenue, cuadros de grupos de música famosos cómo los Beatlles (vale, topicazo increíble, pero marcó una época, oiga), algún que otro instrumento colgado...en ese sentido, la decoración de los Hard Rock me gustó bastante, aunque quizás era un poco presuntuosa (y los precios lo confirmaban).

7) Precio: qué sea razonable. No pido que me lo regalen, pero sí que no se excedan.

8) Fiestas temáticas y juegos: Para los que no me conozcan, decir que adoro ambas cosas. Por ejemplo "Fiesta del virus: vístete de tu virus informático favorito y expón en el escenario en que consiste tu virus. El que se lleve más votos recibe una copa gratis". XD

9) Situación: por supuesto, que esté cerca del transporte público y que este pase frecuentemente a lo largo de toda la noche.

10) Karaoke un día a la semana: ¡Me das un karaoke y soy toda tuya! Pero no sólo estilo Sing Star, sino sobre todo tradicional. El problema de esos programas de karaoke cómo el mencionado o Ultra Star es que, aunque me divierten muchísimo, tienes que aguantar el tono de manera monótona para que el programa capte la nota que cantas ¡Pocos cantantes hacen eso cuando aguantan una nota un tiempo prolongado! No sólo queda feo sino que las cuerdas vocales me da que te las destroza. Jejeje.

¿Y para ti cuál sería tu bar ideal?

sábado, 3 de diciembre de 2011

Cielo fundido


Recuerdo esos anocheceres en los que frecuentaba estar apagada. Cogía mi discman e iba a la plaza que está al lado del auditorio. Por aquel entonces esa plaza solía estar desierta, salvo por algún transeúnte osado que paseaba a su perro, saliéndose de la rutina con aires de suficiencia innovadora. Me encantaba ver el mar que se divisa desde allí. Me asomaba al murito y podía ver el agua. Era una presencia tranquila, siempre estaba en calma. En los momentos en los que el mar puede actuar con todo su esplendor de olas, es un señor que grita imponiendo su presencia, con fortaleza y bravura. Cuando el agua está tranquila, cambia de género, siendo una mujer tranquila que te mira con complacencia y cariño. Son un matrimonio que se manifiesta dependiendo el movimiento.

Me sentaba con las piernas hacia el mar y lo contemplaba, totalmente hipnotizada. Escudriñaba la mirada y observaba más allá del fondo. Quizás buscando una solución en el fondo de las aguas, que en ocasiones de tornaban tan turbias que desesperanzaban el intento con sólo un vistazo.

Volvía a poner la canción número 12. Mientras a nivel externo sólo se percibía unos cascos recitando su discurso entonado, mi cabeza estaba imaginando historias. Historias que concordaban en acción con cada fragmento de la melodía; que hablaban de príncipes y princesas, de mujeres que luchan por salir adelante, de ninfas que tocan la luna y de manos que inundan de calor otras más frías. Y visualizaba estas narraciones cómo una película, en la que la parte más intensa de la canción correspondía con fuegos artificiales, rayos dorados que inundaban todo mi ser y ríos fluyendo después de grandes sequías.

Me echaba boca arriba y contemplaba el cielo. Siempre me ha recordado a una manta gigante, que nos envuelve y nos refugia de un mundo más allá de él mismo, cómo si no estuviéramos preparados aún para tanta complejidad y nos estuviese poniendo un filtro de protección infantil.

Y, mi consejero-el viento-, hacía su aparición estelar, preguntando. ¿No habéis notado cuando el viento pregunta? Su intensidad no tiene nada que ver con la fuerza del viento; a veces las preguntas más insistentes son los más dulces susurros, esos que hacen que los pelos de la nuca se ericen. Pero hay veces que no hace falta contestar a sus preguntas. Respondes con una mirada y todas las dudas se le disipan, soplando de manera diferente, en señal de haberlo entendido.

Es entonces cuando cierro los ojos, aún estando boca arriba en el borde del mirador y deposito mis manos en mis brazos. “A un lado está el mar, al otro la tierra. A un lado está la seguridad, al otro lo indefinible, lo bello pero a la vez que peligroso. Un movimiento brusco y no habrá vuelta atrás”.

He de decir que, en esos momentos, nunca me planteé girarme hacia las aguas. Puede que hubiese quedado muy bonito en una novela trágica, pero estamos hablando de unos sucesos que ocurrieron en la vida real, y la chica que se hubiese planteado su muerte en las profundidades marinas no sería yo. No obstante, sí podía casi rozar la muerte con mis dedos, la muerte de una chica que no había aprendido a nadar hasta la fecha. Los cambios más drásticos estaban en la palma de mi mano. Cada vez que lo hacía volvía a sorprenderme, era increíble cuanto poder de decisión había en un simple movimiento. Podía permanecer un buen rato sopesando las diferencias, con respeto y sin perderme detalle alguno de las sensaciones que me trasmitía. Volvió a acabar la canción número 12.

Me incorporaba, con la vista y mis extremidades hacia tierra y con energía tocaba mis pies en el duro suelo, generando un sonido hueco. Echaba un último vistazo al mar, vislumbrando una sonrisa sincera en lo que dejaba atrás. Y yo era extrañamente feliz. Volvía a casa.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Concursos literarios


De pequeña presumía de tener una imaginación desbordante. Algunos niños se enorgullecen de jugar bien al fútbol, otros de tener la Barbie más cara. Yo, de mi imaginación.

Me encantaba obtener la aprobación y alabanzas de mis profesores y compañeros de clase. Escribía relatos ocurrentes y conseguía ganar algún que otro premio de literatura infantil.
Según mi concepción, mi imaginación no tenía límite alguno. Era cómo un poder sobrenatural que no atendía a las leyes de la física, que se nutría de una energía extrasensorial y que fluía en mí cómo una conductora, manifestándose en el exterior.

Conservo un diario que escribía cuando tenía 8-10 años. En él no paro de quejarme de cuando las cosas me iban mal, de aquel niño que me gustaba y que no me hacía caso...Y hablaba que todo eso se difuminaba porque era portadora de un don creativo maravilloso que muy pocos tenían (¡chincha revincha!). 

¿Engreída? ¿Vanidosa? ¿Arrogante? No de manera manifiesta, pero de manera implícita en ese aspecto concreto, sí. Para algo que se me daba bien... ¿Exagerada? También, también. :P

El problema surgió cuando empecé a tener miedo ¿Y si mi poder, aquel que me hace ser especial, lo pierdo? ¿Quién seré entonces? Cuando me surgió este miedo, me sentí incapaz de crear. Mi poder no me reaccionaba. Estaba tan pendiente de comprobar si mi creatividad funcionaba que no podía funcionar.

Esto me recuerda a una entrada que escribí aquí hará un par de años. En ella comentaba mi problema al hablar (todavía me pasa algunas veces, qué putada XD), teniendo a menudo problemas para comunicarme coherentemente cuando estoy pendiente del propio procedimiento de hablar.

En este caso, el proceso divertido de crear se había convertido en una prueba autoevaluativa de ver si conservaba mi potencial. Sin pasión no hay creación. Esto que parece una auténtica gilipollez, no lo es en absoluto. Los miedosos crean leyes generales absolutistas para aplicarlas en todos los casos y controlar la realidad. Pero en el proceso, esterilizan lo nuevo, las posibilidades. Para un acto creativo escrito, no te sueles ceñir al objetivo de la creatividad en sí mismo; las cosas que más emocionan son aquellas que fueron creadas mientras el creador se emocionaba verdaderamente. Es un proceso tan enigmático cómo la esencia de la vida; se respalda en unas normas básicas (las palabras, la estructura escrita) para configurar algo que en determinados sentidos no tiene barreras, ni normas. El proceso creativo es hacerle un corte de mangas a lo establecido para adentrarte en mareas profundas.

Entré pues en una crisis creativa. Hasta que me mentalicé de que no era creativa. Había perdido el don. Fue entonces cuando huí de la opinión ajena. Me dijeran lo que me dijeran siempre era malo:

-Si me decían que un relato mío era una mierda, pues yo me pudría en la mierda con el relato. XD
-Si me decían que un relato mío era una maravilla, al principio me alegraba pero luego salía huyendo, ya que tarde o temprano se daría la persona cuenta de que se había equivocado o que fue un golpe de suerte y no podía soportar su cara de posible decepción (yo creo que es peor una cara de desilusión que una cara de hastío inicial).

Hay que tomar en cuenta que en ningún momento tomaba en consideración la posibilidad de mejorar. Los dones o se tienen o no se tienen. ¡Toma castaña!

Pero, años más tarde, me encaré a la opinión ajena escribiendo en la red. Las opiniones escritas duelen menos que las cara a cara. Son sólo personas que escriben letras unidas, que casualmente tienen un significado. Sin tonalidades de voz, sin caras raras, sin observar las reacciones ajenas. Una aportación minimalista de la realidad. La procedencia de esas palabras quedaba reducida porque me daba tiempo suficiente de mentalizarme y planear una estrategia mental defensiva para darme ánimos. Las palabras esperan. Las personas, no.

Pero los concursos de relato ¡Eso es otro cantar! Seres que se sientan detrás de una mesa con aires de gran sapiencia, valorando con intensidad tu historia. Se las dan de eruditos y te adjudican un premio si está a la altura de las expectativas. Y si no lo está, no te van a decir por qué: Se limitan simplemente a tirarlo a la basura. Y seamos realistas: cuando envías el relato no lo envías por motivación intrínseca: Lo envías para ver si puedes ganar. El objetivo son los otros.

Creo que me da más miedo ganar que perder. Porque me da miedo ilusionarme con algo que la próxima vez será decepcionante. Sin embargo alguna vez me arriesgo. Cuanto más miedo me da, más me arriesgo ¿Que algo me da miedo? ¡Ni de coña! Así fui superando mi timidez en su momento.

Bueno, la cosa es que quedé finalista el año pasado en un concurso de relato corto y hoy recibí la publicación del librito con el ganador y los finalistas. No me lo esperaba. Fue un relato improvisado y sin estructuración pensada previamente.

Yo contaba que me darían sólo un ejemplar para el recuerdo, pero me dieron 25 libritos.

¿Y ahora qué? ¿Los regalo? Es que si voy dando el librito por ahí ¿no suena un poco prepotente? En plan: “mira te regalo mi librito, ya me dirás (mirada de superioridad, a lo pro)”. No quiero parecer que me las doy de “chachi-guay”. Pero claro, tengo un blog ¿Los que tienen un blog en el fondo no van de protagonistas por la vida? Yo quiero pensar que no, que yo voy en misión humanitaria, para autoayudarme a tener más confianza, jejejeje.

A una amiga le dije que no me dijera si le gustaba o no; que lo leyera y simplemente me dijera en qué podía mejorar ¿Por qué le dije eso? ¿Todavía no he aceptado mi problema con las críticas? Yo creo que, al vincularlo con un concurso, me entró la vena tonta, pues el tema de los concursos no lo asimilo bien aún. Y eso que me he presentado a varios concursos ya ¿Todavía con esas? Raquel, te voy a tirar de las orejas. ¬_¬.
Estoy por decirle que olvide lo que le dije: que opine lo que le dé la gana, sin cortarse un pelo.  Y, con respecto a los concursos, voy a presentarme a tantos cómo pueda, hasta que pueda soportar bien el rechazo. Y lo más importante: hasta que pueda soportar bien los premios. 

martes, 22 de noviembre de 2011

Desarmonía


La música fluía de manera armoniosa. Era rítmica, tenía vida. Era alegría. Sonaban flautas con aire travieso a la izquierda, violines a la derecha marcaban el compás. Todo era maravilloso. Las guitarras en el centro susurraban notas de promesas de un mundo mejor. Y entonces sonó. El triángulo, en la zona más profunda de la izquierda. Y la música cesó. Y los violines se retiraron. Y las flautas retomaron su música. Esperando que la zona de la derecha volviera a sonar cómo antes. Pero ya era imposible. Ese triángulo nunca debió haber sonado.
Pero quizás no sea demasiado tarde....

miércoles, 26 de octubre de 2011

9ª Temporada: Dos hombres y medio. Impresiones.

Una serie que llevo viendo durante años es Dos hombres y medio, protagonizada por Charlie (Charlie Sheen), Alan (Jon Cryer) y Jake (Angus T. Jones). La serie era divertida, todos los personajes gozaban de defectos y rasgos satíricos que lo hacían insoportables y a la vez entrañables.
La serie en sus comienzos

Fue muy sonado el despido de Charlie Sheen por su insoportable actitud en el rodaje, colmando el vaso con el desafortunado comentario que hizo en una entrevista, insultando a su jefe Chuck Lorre.

Charlie Sheen ha sido sustituido en la novena temporada de la serie por Ashton Kutcher, haciendo el papel de Walden: un millonario ingenuo e inmaduro, muy atractivo y bastante inteligente para determinadas cosas.

Después del subidón del primer episodio de la novena temporada (más bien por el morbo de ver cómo adentraban al nuevo protagonista, matando a Charlie), la gente poco a poco se ha ido retirando, aunque sigue siendo líder de audiencia en el horario en el que se emite. Semana a semana, el número de espectadores es algo menor y aunque el equipo de la serie no parece preocupado, si es digno de atención.

En mi opinión, la serie está cayendo en un gran fallo evidente y, si se prolonga, probablemente las audiencias no tarden en caer de una manera más estrepitosa, por el carácter cansino y extremadamente aritificioso que está tomando.

Creo que parte de la causa está en el cambio de roles que han tomado los personajes. En las primeras temporadas, cada personaje jugaba un papel fundamental en la serie:

-Alan era el desafortunado, el pardillo que a la vez se aprovecha patéticamente de las circunstancias, que no sabe defenderse y que por estas circunstancias, se deja querer.
-Charlie era el vividor, el adicto a la bebida, el "malote" de turno, el afortunado con las mujeres, el punto ácido de la serie, el espabilado.
-Jake era el factor adorable, bastante guarrete en modales, ingenuo y pobre de ideas pero su carita de niño mofletudo lo hacía un amor.

Aquí radica el primer problema: Jake ha crecido. Y uno de los temores de los guionistas era que ese factor adorable desapareciera, dejando la serie con un hueco. El "medio hombre" era fundamental, daba cuerpo a la serie, desestabilizaba la superficialidad de los otros dos personajes, aunque fuera con apariciones intermitentes.

Y el segundo problema: Charlie ya no está. Es evidente que no iban a poner a otro Charlie. El director con la cabeza muy alta y todo digno dijo que "no necesitaban a ese personaje para nada". Pues había que hacer algo.

Necesitaban un tipo triunfador con las mujeres. Y a la vez estaban perdiendo el factor adorable de Jake. ¿Qué hacemos? ¡Unamos los mejores rasgos de Jake y los mejores rasgos de Charlie en uno solo! Así tenemos a alguien guapo, millonario, infantil e ingenuo en un solo personaje. ¿Problemas? Dos para ser exactos:

Para empezar, Jake ¿Ahora que es Jake? Un adolescente que practicamente no cumple casi función y que sólo se dedica a decir alguna ingenuidad muy en su línea, pero sin mucho entusiasmo. Se ha convertido en un personaje vacío, y me parece muy mal, pues es un personaje que se le podría sacar mucho partido si se lo propusieran. La adolescencia y juventud está llena de cosas que explotar: están desaprovechando posibles recursos muy buenos. Están infravalorando a Jake.

el trío en acción.
Para seguir, el propio Walden. Es demasiado maravilloso. Ha entrado en una alfombra roja y en ningún momento se ha bajado de ella. La serie tiene éxito porque ningún personaje es perfecto. Las series de éxito de hoy en día tienen ahí su base: la imperfección. Charlie era una persona algo cruel con su hermano, muy superficial y un bebedor compulsivo. ¿Qué es Walden? ¿Ingenuo? ¿Infantil? Esos son los defectos que se les ocurrieron. Pero esos defectos dan un resultado muy paternalista por parte de los espectadores (recordemos: es la viva imagen de Jake niño).

La intro de la serie es un claro reflejo de las intenciones del equipo. Mientras que antes salía en el centro el pequeño Jake cantando cómo guinda del pastel, ahora es Walden el que se lleva la gloria.

Para colmo se nota el servilismo por parte de los demás personajes. Salvo su ex-mujer(que no es que lo odie, simplemente está cansada de su actitud infantil), todo el mundo quiere a Walden. Algunos de los comentarios que se hacen sobre él son:

"La tiene cómo la trompa de un elefante" Alan, impresionado del pene de Walden.
"Al final va a ser que no soy lesbiana". terapeuta lesbiana, tras un abrazo de Walden.
"Si me besa un hombre, mejor que sea Jesucristo". Alan haciendo referencia a Walden.
"Nunca me he sentido tan bien" Berta pensándolo mientras consuela a Walden.

Y esto es sólo un minúsculo ejemplo de la cantidad de frases con las que nos podemos encontrar en tan sólo 6 capítulos que he visto. No había visto tanto amor hacia un personaje desde Ana de la serie Ana y los Siete. Y ni eso.

Una escena muy común.
Otra cosa son los desnudos gratuitos: Walden no desaprovecha oportunidad para pasearse desnudo por la casa o simplemente sin camisa Pero eso sí: presumiendo de cuerpo (aunque el personaje sea de lo más humilde). Y siempre que hace esto, los demás personajes lo miran abobado, ya sea por sus músculos de gimnasio o por su miembro viril. La cosa al principio hacía gracia pero a pasado a ser petulante. ¿Está esperando un aplauso por parte del público por esto?

Según determinados rumores, su paso deslumbrante no sólo se ha visto reflejado en el personaje, sino en la vida real: Ashton Kutcher recibe más ventajas monetarias y comodidades que el resto del reparto. A nivel de sueldo, Charlie Sheen tenía también los mismos privilegios. Pero se le han sumado cosas cómo un camerino rodante muy lujoso (cosa que nadie del reparto ha tenido nunca) y alguna que otras comodidades extra. Algunos del equipo no están muy conformes con el trato a cuerpo de Rey que está recibiendo.

Los intereses creados por el director y producción para que los seguidores de la serie no echen de menos a Charlie se ven extremadamente forzados. Más teniendo en cuenta que tenemos que aguantar unas risas enlatadas que le siguen el juego a situaciones demasiado trilladas planeadas a calzador para que Walden salga siempre cómo el más carismático, el más adorable...simplemente el más.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hoy no.




Estoy en el asiento trasero del coche de mi padre. Tengo 10 años. El sol se pone en el mar. Las incesantes curvas de la carretera normalmente me marearían. Pero, a diferencia de otras veces, no me atacan, sino que me mecen con ternura. Vuelvo de casa de un familiar ¿Un primo? ¿Mi abuela? No me acuerdo.

Mi padre insiste en que cierre la ventanilla. Pero, cómo si fuese una vil pecadora, abro una rendija, saboreando el fresco aire, que me seduce hasta límites insospechados.

Veo hierba seca. Se ondula con el suave viento. Me pregunto dónde estoy. Veo algunas casas: viejas, separadas; una en cada curva, haciendo autostop. El Sol sigue con su reverencia, dónde suele haber nubes. Pero hoy no. Hoy es un gran atardecer. Normalmente los atardeceres me hacen llorar. Hoy no.

Mi madre habla con mi padre. Mi padre la escucha por encima y a veces la interrumpe para comentar los sucesos del camino. Para mí son sonidos lejanos. Conversaciones aburridas que poco tienen que ver conmigo. Un leve zumbido, imperceptible pero quizás necesario.

El polvo del coche crea una dulce danza. Cada mota de polvo me observa. Miro los pequeños copos y los saludo ¿Cómo están pequeños? ¿Bailamos esta dulce consonancia de verano?

Cojo mi mano derecha y mi mano izquierda cómo si fueran los miembros de una pareja y comienzan a danzar y a sobrevolar las nubes. Lo único que separa mis manos del cielo es un empañado cristal, que se tiñe de color naranja, intentado ser fiel a mi infinito particular.

Apoyo mi cabeza en el asiento y observo cómo mis manos siguen danzando. La danza de la vida, de hacer posible lo imposible. Sonrío. Por alguna extraña razón, creo que es la tarde perfecta. De fondo, suena Mrs Robinson. 


domingo, 4 de septiembre de 2011

Reencuentros

Había pasado tanto tiempo. La conversación giraba entre dos bandos: personas que hacía tiempo que no veía vs personas que veía prácticamente todos los días. Observé la manera en la que tanto unos cómo otros movían los labios al hablar. Me hacía gracia cómo cada persona se comunicaba de una manera diferente. Mientras uno de ellos acompasaba su conversación con un abrir de ojos intenso, poniéndo énfasis en una palabra clave de cada frase y moviendo la cabeza al mismo ritmo; el otro lo hacía todo con tranquilidad y armonía, apoyándose en la mesa y sonriendo de modo apacible, cómo si todo aquello formara parte de una noche más que él ya había digerido en varias ocasiones. Notaba cómo entre ellos dos se retroalimentaban de forma apremiante, de tal manera que la habitualidad era un aliciente para interactuar con la parte menos vista. Me sentía bien en todo esto, a pesar de que en ese momento no estaba allí: estaba observando lo que allí pasaba, olvidándome de mi misma, por una vez en tantísimo tiempo. Cuando caí en la cuenta de mi existencia (una vez más) cuidé mis gestos y los analicé con sumo cuidado: la manera en la que sonrío, la forma en la que muevo los brazos. Mis ojos me dolían por la alergia y me preguntaba como se vería todo desde fuera. Era incapaz de sostener la mirada, avergonzada por la situación que esto suponía, pero a la vez, volvía a la carga con un tinte desafiante, no tanto en la persona cómo en mi propia personalidad encogida.

No se me ocurría la manera de conectar con su energía específica. A veces sentía que no conectaba con ese bar en aquellos momentos ¿Por qué? Hace un rato no estaba tan mal. No lo sé. Me pasa últimamente a menudo. Estoy en un lugar y me vienen oleadas de desubicación consciente, así de repente. Puede venirme estando con mis amigos más cercanos, en mi propia casa estando en la más absoluta soledad. Me ha venido incluso cuando he despertado en mi cama después de un largo sueño. Un pez de río en una pecera.

Risas. Me encanta escuchar los diferentes tipos de risas. La risa dice mucho de una persona. La risa del primer chico era alegre y despreocupada, cómo si diera brinquitos sobre sí misma. La segunda risa era suave y precisa, era una risa compartida por primos, una risa que sólo se da cuando estás en familia. Una risa cercana. La tercera, la de la persona más próxima a mí, la que veía cada día; era una risa que conocía muy bien, una risa orgullosa, consciente de sus virtudes y defectos, pero que quería dar tregua a todo eso para dar a conocer su postura, de la mejor manera posible. ¿Y yo? Forcé reírme, cómo alguna vez lo he hecho, por cordialidad.

Melosa. Melosa y juguetona, con unos tintes artificiosos (lo que era, verdaderamente) esperando quizás una mirada cariñosa y protectora; volviendo a jugar a la pequeña niña desvalida que no se entera de nada pero que pegarle una colleja sería una criminalidad. Una actitud que, por otro lado, resulta peligrosa, porque para algunos no hay mejor manjar que hacer daño a una pequeña que no te respondería de ninguna de las maneras. Es cómo un desafío a punto de caramelo. Soy consciente de los riesgos. Y ya los he sufrido en varias ocasiones. Aunque es más fácil hacer cómo que no me he dado cuenta.

Debería estar pendiente de la charla. Repito la última palabra de la conversación a nivel interrogativo, para ponerme al día. Ellos me miran con expresión sonriente y comentan palabras sobre la inocencia refiriéndose a mi persona. Hablan sobre darse y no darse cuenta de las segundas intenciones de las cosas. Eso está claro. Ni de las segundas intenciones ni de las primeras. Sonrío de la mejor manera que sé y me centro en la conversación para estar a la altura. Intento meterme. Pero mi mente se larga fuera de escena una vez más, incapaz de implicarme, cómo si estuviera viendo un documental en el que no se me permitiera participar. Mi atención no me responde hacia el lado que debería. Hay cariño. Y alegría por verles. Pero quiero concentrarme en el reencuentro, sin que las palabras que salgan por mi boca estropeen esa sensación. Siento que soy la única con esa emoción y miro al suelo confundida por mi forma de sentir. Necesito hallar intensidad para un tema. No la encuentro. Comienzan entonces a hablar de temas en los que no puedo participar, por mi falta de entendimiento concreto en la temática. Sigo feliz del reencuentro. No por lo que hablen. Simplemente por haberlos visto después de mucho tiempo. Aunque puede que ellos no lo sepan. Eso es lo de menos.

miércoles, 20 de julio de 2011

Talento

FACENOTEBOOK

Claudia Marina escribió en el muro de Alberto Muñoz Espinosa:
Tienes talento.
hace 6 meses

Claudia Marina escribió en el muro de Abelina Cartajo Fernández:
Tienes talento.
hace 6 meses


Claudia Marina escribió en el muro de Jorge Zafra López:
Tienes talento.
hace 6 meses


Claudia Marina escribió en el muro de Pedro José García:
Tienes talento.
hace 6 meses

            Pedro José García: ¿?  
hace 6 meses

Claudia Marina escribió en el muro de Lorena Méndez Ruiz:
Tienes talento.
hace 6 meses


Claudia Marina escribió en el muro de Rossana Marina Beato:
Tienes talento.
hace 6 meses

Claudia Marina escribió en el muro de Raquel Villanueva Teno:
Tienes talento.
           Raquel Villanueva Teno: Tía, ¿A qué viene eso? Me he fijado que a todos tus contactos les vas diciendo eso. Ya he contado más de 20. Sin tener en cuenta la gente a la que no puedo acceder a su perfil.
hace 6 meses

Claudia Marina escribió en el muro de Isabel Patria Suárez:
Tienes talento.
hace 6 meses


Claudia Marina escribió en el muro de Evelio Lorenzo:
Tienes talento.
hace 6 meses


Claudia Marina escribió en el muro de Lucrecia Fernández Rosales:
Tienes talento.
hace 6 meses

           Lucrecia Fernández Rosales: Jajaja. No jodas ¿He ganado un premio?
hace 6 meses

Claudia Marina escribió en el muro de Sara L.M.:
Tienes talento.
hace 6 meses


Claudia Marina escribió en su muro:
No tienes talento.
hace 6 meses









Candela Padrón escribió en el muro de Claudia Marina:
Tienes talento
hace un minuto

sábado, 2 de julio de 2011

Disco duro externo caducado

Hoy me compré un nuevo disco duro exterior, pues el que tenía, a pesar de tener sólo unos 6 años (yo que sé, tampoco es que sea tanto) estaba fallando demasiado. Para que pillara conexión tenía que estar en un ángulo muy muy muy concreto . Poco más y podría definirse los grados exactos. Yo apostaría por 37º noroeste, con un ángulo de 45 º oblicuo, pero hay un error del 9%, por lo que no hay demasiada significación en mi teoría. Además, se calentaba con mucha facilidad, apagándose. Es lo más parecido a una perreta que he visto en un aparato.
En fin, la cosa es que ahora tengo nuevo disco duro. Y cual es mi sorpresa cuando veo cómo han cambiado los tiempos. Y con esta frase ya puedo confirmar que me hago vieja sin ni siquiera haber cumplido los 30. Nuevo record personal. Pero, cómo una imagen vale más que mil palabras, ahí va:
He tapado las marcas de ambos con el paint porque estoy esperando que alguna compañía me pague por promocionarla ¿Alguna se ofrece? ¿no? Vaya...

El de la izquierda es mi antiguo disco duro exterior. 500 GB, con un tamaño y peso considerables. en estado casi muerto y asqueado de tanta basura que le meto dentro. 100 €.

El de la derecha es el disco duro nuevo, 650GB, con un tamaño pequeñito y ligero, sin usar aún y pensando ingenuamente que se va a escapar de que lo llene de archivos de ocio personal (algunos trabajos de clase también caerán). 77€.

Más compacto, más capacidad más barato. ¡Y era de los que menos capacidad tenían de la tienda!
Pasa lo mismo con portátiles, ordenadores, etc. Cada vez los aparatos electrónicos están más alcance de todos. Pero ojo, que la cosa tiene trampa: a la vez, los archivos cada vez son más pesados. Así, una película que antes te podía pesar alrededor de 750MB, ahora, si es Blue Ray, échale unos 30 GB; hay que recordar que hace unos años, el Blue Ray apenas estaba extendido. Así que, si lo piensas bien, la accesibilidad de contenidos es relativa.

De la misma manera, los juegos cada vez vienen con más gráficos, exigiendo un peso mayor. Y cada vez se hacen menos juegos con un peso cómo los de antes.

Actualmente hay discos duros externos de 2TB, que tienen un tamaño y precio parecido al mío antiguo de 500GB. Y probablemente la capacidad en relación a tipo de archivo/peso es similar al de hace unos años. 

La accesibilidad es mayor. Pero las exigencias son mayores. La cosa avanza de manera paralela. 

Bueno. Podríamos pensar que mejor eso que, para tener los recursos mínimos exigidos, tengamos que pagar cada vez más. Sin embargo, también es verdad que concorde pasa el tiempo, se exige más depender de la tecnología, creando más necesidades. Necesidades que deben periódicamente renovarse pues, a la más mínima, quedan anticuadas.  El precio por lo mismo es sólo un pequeño aliciente que va enmascarado de unas exigencias impuestas, no sólo en terreno de ocio, sino a la vez en el campo laboral, personal y social.

No voy a ser la Juana de Arco de esta historia. Yo también caigo en estas exigencias y no voy a rebotarme con ellas. No obstante, intento, en la medida de lo posible, adaptarme de tal forma que no me suponga un gasto económico excesivo, para no caer en el ambicioso juego. Lo que hoy es lo último, mañana estará desfasado.

jueves, 23 de junio de 2011

Base color carne.

Rizos dorados, piel cómo la seda, ojos azul aguamarina y labios color cereza. Una belleza idealizada, múltitudinariamente teorizada, cómo salida de un ingenuo cuento.  Hay que tener mucha destreza para que un aspecto tan forzado resulte a primera vista tan aparentemente natural. Y es que la ley de la impresión está tallada en piedra en las normas de vida de Juliette.

"Una mala primera impresión implicará que los demás ni siquiera se esfuercen en querer conocerte".

Así pues, Juliette dedica cuerpo y alma en sacar brillo a sus atributos y generar nuevos. Pues, por muy preciado que pueda ser su temperamento, los demás ni se molestarán en indagar, si no les llama la atención la persona a primeras.

Juliette no se cansa de repetir "hay millones y millones de personas en el mundo. Vivimos en un mundo consumista y competitivo. ¿Qué tienes tú que ofrecer que no ofrezcan muchos otros?"

Aparte de su imagen,bien conservada y simétrica hasta el más mínimo detalle, Juliette modifica su personalidad en función de los gustos de la persona.

"Una vez la has conquistado con la vista, conquístala con su ego".

Así pues, a ella no le importa hacer pensar que la otra persona es la más especial del mundo. Todos caen. Pues en un mundo tan consumista y competitivo, no hay nada más preciado que que te descubran ¿Verdad Juliette?

Una vez pasada la primera y la segunda fase, poco a poco Juliette va dando a conocer sus gustos. A llamado la atención su imagen. El otro ha quedado enorgullecido egocéntricamente. Ahora, ya hay luz verde. Pero poco a poco ¿eh? La honestidad en pequeñas dosis, pues puede ser peligrosa. Sobre todo para la garganta que emite el sonido de la confesión.

Pero hay un arma más fuerte que todo esto. Un rumor. ¿Qué te voy a contar, eh, Juliette? Pues aquella triste noche alguien ha ido contando cosas sobre ti. Quién sabe que cosas. No es fácil que de repente, de quedar embriagados por tu belleza te miren con desdén, sin conocerte siquiera. ¿Dónde han quedado ahora tus eclécticas margaritas?

Intentas abrir la boca para defender tu posición en el mundo. Pero nadie quiere escucharte. Nadie. Porque no hay nada que se pueda hacer contra una mala impresión.

¡Tantos años construyendo ese bonito castillo para evitar una fatalidad ahora presente! ¡Tanto tiempo y sufrimiento en construir el maniquí hueco en el que te has convertido, triste bailarina sin público!

Corazón gélido cómo el tuyo hay pocos, por ahí dicen. Sobre todo cuando te encontraron con la cara arañada por tus uñas y un bote de píldoras vacío en tu mano. Por tu boquita corría un hilo de vómito. Por esa boquita de color cereza.
-------
Gente, recordad que la invitación para series.ly sigue en pie: Si queréis una, tenéis que contestar a la pregunta que os planteo en este post.
Saludos desde el más acá.

martes, 21 de junio de 2011

Publicidad comparativa

Aparco un momento los estudios para comentar una cosa que me llamó en suma la atención: la publicidad comparativa.

La publicidad comparativa consiste en, cómo dice la palabra, comparar un producto con otro, de tal manera que uno de ellos salga beneficiado. 

La primera vez que vi esto fue hace unos años en televisión, cuando comparaban el sumo Minute Maid con el Don Simón. El comentario en off era claro:
“En nuestra nevera podemos ver zumos cómo Minute Maid, obtenidos a partir de zumo de naranja concentrado o zumos con Don Simón, exprimidos directamente de las naranjas. Zumos Don Simón: Directamente de las naranjas”.

Quedé impactada porque me dije: “acaba un anuncio de criticar indirectamente a otra compañía ¿Es eso legal?”

Busqué información por diversas fuentes. Dependiendo el país, tiene un rango de más o menos legalidad. En España en concreto sí lo es, hasta cierto punto: “La publicidad que establezca comparación entre la actividad, las prestaciones o el establecimiento propios con los de un tercero deberá apoyarse en características esenciales, afines, análogas y objetivamente demostrables. En todo caso, esta publicidad responderá a la verdad y no se expresará en términos desdeñosos o denigrantes. Si se trata de comparaciones entre productos o servicios no se admitirá en ningún caso la comparación con otros no similares o desconocidos o de limitada participación en el mercado.”

Durante un par de años, Don Simón sigue con su tónica, con la misma técnica: comparando su producto con otros productos, tales cómo Sunny, Granini... No critica: simplemente dice la verdad: unos son concentrados y su producto no lo es.
Y al igual que Don Simón, han aparecido otros anuncios. Hace poco salió por la red una nueva campaña comparativa, esta vez entre las dos compañías que predeciblemente se llevan a matar: Windows y Mac. Windows compara el precio de sus portátiles con el precio de los de Mac, en el que predeciblemente, sale la primera compañía aventajada.

Eso me hizo pensar más profundamente en el asunto: si este tipo de publicidad es legal, cualquier producto podría compararse con otro. Por ejemplo, los yogures de una marca podrían competir con las de otra, a ver cual tiene más calcio, menos calorías o más vitaminas. ¿Por qué este tipo de publicidad no se ve tan a menudo? No estarían poniendo adjetivos de ninguna clase, sino comparando objetivamente ¿no?
 Me imaginé un montón de anuncios tirándose comparaciones los unos a los otros, provocando una guerra fría que, con el calor nunca viene mal, pero a la larga puede llegar a incomodar.

Al parecer, muchas compañías consideran que defender un producto a base de compararlo con otro, resulta denigrante para su producto y una muestra de falta de seguridad que puede verse reflejado. Pues vaya...deberían algunos políticos españoles aprender de la filosofía de las estas compañías de marketing. ¡Ah no, perdón! Habíamos dicho objetividad y sin términos denigrantes.

No obstante, en EEUU son incluso más liberales con este asunto. Hay anuncios comparativos dónde se expresa una clara crítica negativa subjetiva. Por ejemplo, este anuncio de Pepsi.
Hágase notar que cuando este anuncio llegó a España, la parte en la que salía la marca “coca-cola” fue omitida.

Bueno, para terminar, haré una pequeña pregunta. El que primero responda ganará una invitación para entrar en series.ly (vale, no es mucho, pero mas vale algo que nada :P). Y la pregunta es la siguiente ¿Conoces algún spot publicitario anunciado en España en el que se hace publicidad comparativa? No olvides poner el enlace en el comentario, para que todos podamos verla.
¡Besos!

miércoles, 8 de junio de 2011

Toc, toc

Cómo cada periodo de exámenes, esto se queda un poco muerto durante algunas semanas. Mil disculpas.
Sólo decir que dentro de muy poquito pasarán cosas nuevas por aquí:
1.) Pondré alguna tira comic de los personajes de plastilina que estoy perfilando, familiarizándome con sus particulares formas de pensar. Necesito vuestra opinión, para mejorar.
2.) Voy a crear pequeños concursos en dónde a los ganadores les daré invitaciones para la página web Series.ly, que tiene previsto ser muy pronto una red social de visualización de series.
3.) Pondré mis opiniones, experiencias y puntos de vista sobre el tema de las acampadas del 15M, que en algunos casos, he vivido muy de cerca (aunque no tanto cómo me hubiese gustado). 
4.) Contestaré a todos los comentarios que me ha ido dejando la gente en diversas entradas de blog, pues me gusta contestar a cada una de las personas que se pasan. Cada comentario es un maravilloso regalo.
Estoy deseando escribir y deleitarme con nuevas entradas de blog. Más que nada porque este sitio significa mucho para mí: me da vida. Me ilumina poder expresarme, ya sea por escrito, imágenes, música, tacto...cualquier modo de expresión, de creación, es suficiente para ser feliz. No me importa si no es perfecta. No me importa si no está a la altura (¿a la altura de qué?). Si nace de mi sentir, si aprendo con ello, si soy capaz de emocionarme con el toque de mis dedos en el teclado...si simplemente existe...ya estoy en plenitud.

sábado, 30 de abril de 2011

El cielo tiene la respuesta.

clic en la imagen para aumentar.
-----
El otro día compré plastilina. La razón: quiero hacer un cortometraje estilo stop motion, a base de muñecos de plastilina y escenarios hechos de papel. Pero antes, me gustaría practicar haciendo viñetas de cómic. Para familiarizarme con los personajes e ir centrando una línea a seguir. :P

miércoles, 27 de abril de 2011

Riendas.

A veces desearía ser una niña muy pequeña. Porque:
1.- Creía que había personas que sabían la verdad sobre el mundo.
2.- Sentía que había personas que estarían pendientes de mí para que nada malo pudiese pasarme (personas muy poderosas, mucho más que yo).
3.- Sentía que no tenía que responsabilizarme de mí misma porque habría alguien que me sacaría las castañas del fuego.
4.-Me sentía un ser especial mucho más especial que el resto de los mortales.
5.- Creía que todo, absolutamente todo, era posible.
6.- No tenía que defender mi lugar en el mundo. Era una batalla ya ganada.
7.- Podía observar a los demás, olvidándome (e importándome un rábano) que los demás también me estaban observando.
Me da miedo el caos. Me da miedo que todos seamos caminantes de un mundo que ni siquiera tenemos conciencia. Me da miedo que nadie superior me guie y me proteja. Me da miedo que todos seamos iguales. Me da miedo que no pueda cambiar muchas cosas. Me da miedo la posibilidad de que estemos solos en el Universo.
A veces siento que no lo soporto.

viernes, 22 de abril de 2011

Shattered

Noche despejada. Las estrellas formaban hermosos caminos, hilos de lana gruesa plateada. Parpadeantes algunas. La luna se había escondido, pero lo observaba todo desde su propia sombra.
La pálida joven seguía sentada en la húmeda hierba. Mirada al cielo. Notó que alguien se sentó a su lado.
-Has venido.
El joven de pelo revuelto permanecía callado e inexpresivo, quizás algo intrigado. Ella ni siquiera giró la cabeza para saludarlo. Permanecieron un rato en silencio. Él la imitó, mirando al firmamento.
-Es una hermosa noche.-dijo él para romper el hielo.
-Si
Una ráfaga de viento hizo mover la alta hierba. Se oía el lejano susurro de los árboles.
-¿Sabes? Aún estoy esperando.
-Esperando -aunque era una pregunta, él lo dijo afirmando.
- Sí. A qué alguien descubra mi pequeña luciérnaga.
-¿Hm?
-Todos tenemos una pequeña luciérnaga en nuestro interior. Nacemos con ella. Es un ser divino. Juguetón. Pequeño pero tan poderoso que podría mover mareas. -ella seguía mirando a las estrellas, su sonrisa fue brotando, sus ojos iban adquiriendo un hermoso brillo- Cuando una persona descubre la luciérnaga de la otra y viceversa, es cuando dos personas están destinadas a estar juntas. O, simplemente, lo que les une es tan fuerte que podrían mover las estrellas con un sólo rozamiento de sus dedos. Y es curioso. Porque cuanto más te centras en esa pequeña, más aumenta, hasta que lo invade todo.
Ella giró su cara y lo miró por primera vez esa noche. Normalmente era incapaz de mantener la mirada más de dos segundos seguidos. Esta vez, no rehuyó. A él no le costaba nada mantener firme su posición, sus ojos, su seguridad.
-¿Sueles mostrar tu pequeña luciérnaga? - su tono de voz hacia ella tendía a ser cómo la de un hermano mayor hacia una niñita.
-¿Mostrarla? ¿A qué te refieres?
-Actuar concorde a ella.
-Pero es que no se puede expresar con una acción. Ni siquiera con una mirada. No hay cámara de vídeo o fotos que puedan apresarla. Así es cómo la mayoría cree conocer a los demás. Dos acciones y forman un cuadro. Plano. Mate. Desechable. No.- su rostro se arruga levemente para luego volver a aflojarlo.- La luciérnaga no ha sido vista por estas personas, pues trasciende las tres dimensiones. Sólo los ojos privilegiados podrán verla. Es estar esa persona cerca...y la persona capta su luciérnaga....a la vez que la otra también capta la luciérnaga ajena. Ahí es cuando se establece la unión, la fusión, un poder inimaginable. No obstante, hay un problema...
-...
-A veces, uno puede captar la luciérnaga de la otra persona. Pero no siempre es recíproco.
-Ya.
Una ráfaga hace que el pelo color ébano se le meta en los ojos a la joven. Ella lo aparta suavemente:
-¿Sabes? Capto tantas luciérnagas....pero siento que nadie es capaz de captar mi luz. Tengo miedo que un día...se acabe muriendo...de soledad.
Él se muerde el labio:
-¿Cómo estás tan segura de que has captado la luciérnaga de alguien? Puede que te estés engañando. Puede que lo que sientas por esa aparente luciérnaga en realidad es lo que sentirías por la verdadera luciérnaga que estás buscando.
-Pero es que...yo no la busco. Esa luciérnaga me encuentra a mí.
-O incluso puede que realmente percibas en esas personas la luz de tu propia luciérnaga, a la que tú misma has abandonado. O también...
-¿¡Te quieres callar de una vez!?
Él dio un respingo, sobresaltado. La tranquilidad de la joven se había apagado de golpe, cómo una vela. De un salto se había puesto en pie y lo miraba fijamente. En sus ojos asomaban pesadas lágrimas.
-¡Aunque esté equivocada, te ruego que no intentes matar este milagro que ahora estoy viendo! ¡No lo intentes! Porque aunque no sea recíproco, me siento la persona más afortunada con el simple hecho de poder vislumbrar la belleza de la luz que hay en ti.
Él abrió mucho los ojos. Su boca se entreabrió ligeramente. Bajó la mirada. Posiblemente una parte de él había sospechado este acontecimiento, pero había desechado la posibilidad a toda costa. No sabía si se sentía incómodo por no corresponderla o tenía miedo por amarla y no controlar la situación. Pero lo cierto es que, de repente, su rítmico y estable corazón comenzó a entrar en un bucle de locura.


martes, 19 de abril de 2011

Papel higiénico.



Periodista 1: Bienvenidos a Documentales Sociales, el lugar dónde desvelamos los entresijos de las costumbres culturales de nuestro entorno. Hoy les ofrecemos una subcultura que está arrasando en la juventud. La semana pasada hablamos de la subcultura emo. Hace dos semanas, de la subcultura mod. Hoy hablamos de la subcultura paja. Les pasamos con nuestra corresponsal Mariela. Mariela, cuando quieras.

Periodista 2: ¡Muy buenas tardes, Valeria!
Los pajas son denominados jóvenes que quedan para masturbarse en grupo. De tal manera que este acto lo han caracterizado cómo un distintivo propio.
La filosofía es simple: consideran el acto sexual entre dos cómo una manera de dependencia y se han negado el placer de hacerlo juntos, optando, eso sí, por la masturbación: una manera independiente de placer, que puede ser compartida con personas con su mismo pensamiento. Lo practican mujeres y hombres en proporciones similares. Heterosexuales, homosexuales, transexuales...todos son aceptados.
Es curioso ver a un grupo de pajas masturbándose uno al lado del otro, sin tocarse lo más mínimo entre ellos.
La vestimenta de los mismos también tiene una tipología: suelen ir con pantalones cortos y camisa corta, cubriendo parte de los brazos y las piernas con papel higiénico. Algunos usan vendas, para más comodidad y resistencia.


Paja femenina (20 años): Es algo liberador. El placer está en tus manos y no tenemos que rendir cuentas a nadie. Lo practicamos abiertamente y podemos aprender mucho de nosotros mismos. A veces usamos juguetes. Pero lo más auténtico es usar nuestro propio cuerpo cómo herramienta.

Paja masculino (17 años): Cuando estamos en el descanso de las clases, nos reunimos todo el grupo a hacernos pajas. Es un estilo de vida, una forma de pensar.

Periodista 2: A su vez, están desarrollando un estilo de música propio. E incluso músicos que apoyan el movimiento, van creando un estilo.

Vocalista: Hola, soy el vocalista del grupo Manos Grandes. Decir que sentimos muchas veces que nosotros estamos haciendo historia. Nuestra música es una mezcla de electrónica y toques de Blues. Queremos una música rítmica, acompasada, cómo los latidos del corazón a un ritmo frenético, que a la vez excite a la persona.


Periodista 2: Pero claro, no todos lo ven con buenos ojos.


Novia de paja (19 años): Es un horror. Me he quedado a dos velas. ¡Ya no tenemos vida sexual conjunta! Prefiere masturbarse a hacer el amor conmigo. Dice que es para no coger dependencia... Indignante.


Novio de paja (17 años): Si yo no tengo problema alguno con que mi novio se masturbe. Pero es que las cosas no tienen que ser blancas o negras, joder.


Periodista 2: A su vez han reclamado un día mundial. Están luchando para que el 2 de mayo sea el día Internacional del Movimiento Paja. Fue ese día cuando tres personas se masturbaron en la puerta de su instituto, a la hora de la salida. Fueron expulsados por ello.

Paja masculino (18 años): Fueron unos genios. El principio de la revolución.

Periodista 2: El problema que han tenido muchos es que no se contentan con quedar para masturbarse. Suelen hacerlo en sitios públicos y a veces, en lugares con alto contenido restrictivo para estas prácticas. Iglesias, ayuntamientos, colegios, hospitales...cualquier sitio es válido para ello.

Madre (39 años): A mí me enfada profundamente que esos individuos se pongan a toquetearse mientras los niños salen del colegio. Lo hacen para provocar.

Kiosquero (62 años): Pues a mí no me parece mal. Es una época, están reivindicando su derecho a la masturbación. Es la adolescencia, en dónde hay una tendencia a que se revelen con lo establecido. Cuando tengan 10 años más, seguro que se aburren y se lo toman con más calma.

Chica (25 años): El problema es que no lo hacen por el placer de masturbarse. Al principio puede que fuera así, no sé. Pero ahora lo hacen cómo una manera de llamar la atención. Han politizado un acto natural.

Paja femenino (21 años): Es un grito a nuestros derechos. Nosotros disfrutamos y damos luz a los ciegos.

Párroco (58 años): Son almas perdidas, definitivamente. Cuando cometen esos actos, no puedo evitar santiguarme. El mundo cada vez está peor.

Periodista 2: Esta práctica se está extendiendo cómo la espuma. Y claro, algunas empresas se están viendo afectadas por ello. Por ejemplo, las empresas de preservativos.

Director de una empresa de preservativos: Nuestras ventas bajaron en picado el pasado año. Cada vez son menos las personas que usan métodos anticonceptivos. Estamos pensando en sacar una gama de guantes con relieve y lubricación para optar por una masturbación más placentera. Hipoalérgicos, por supuesto.

Periodista 2: ¿Consecuencias a largo plazo de este movimiento cultural? Eso ya lo veremos. Devolvemos la conexión.

Periodista 1: Muchas gracias Mariela.
Pues bueno, eso es todo por hoy. Gracias por acompañarnos y les esperamos la semana que viene, con la subcultura mostacera: una cultura en la que han hecho de la mostaza su pasión. Nos oirán aquí: en Radio Majareta: la radio para perder la chaveta.
-------
Bueno aquí un relato que se me ocurrió sobre la marcha, bastante raro, absurdo y sin ninguna intencionalidad más que la de dejar volar mi imaginación. No persigo defender ninguna idea, ni sorprender, ni tampoco pretendo decir nada a nadie. Sólo imaginar. :P

domingo, 17 de abril de 2011

De porcelana

De niña, las muñecas de porcelana me daban escalofríos.
Creo recordar una escena en la que entraba en una habitación antigua. Una habitación con una enorme cama de madera maciza, de color oscuro, con una colcha de calado blanco polvoriento. Un armario recio de la misma tonalidad que la cabecera de la cama, con un espejo. Unas cortinas de la misma antigüedad que la colcha, mismo color. Y, encima de la cama, allí estaba: una muñeca de porcelana, de rizos rubios y ojos azules; mirándome inquisitivamente, esperando a que hiciera algún movimiento en falso para saltarme a la chepa.
Tiempo después ese temor fue disipándose, dando paso a una curiosidad desmesurada.
Cuando cumplí los 16 años, vi por catálogo 2 colecciones de pequeñas muñecas de porcelana: unas muñecas con trajes típicos de diferentes partes del mundo y otras con trajes de la época victoriana. Al estar a un precio muy económico, me hice con las dos.
Actualmente, las de trajes típicos del mundo están en mi habitación, sentadas todas en el mueble del televisor, justo en la vitrina de abajo. Pero no había sitio para las muñequitas victorianas. Así que fueron a parar a una triste caja.
Últimamente mi repertorio de animes que estoy viendo es variado: Lovely Complex, Kimi ni Todoke, Code Geass, Rozen Maiden...Y ahí me paro: Rozen Maiden.
La historia trata de unas muñequitas de porcelana que cobran vida. No nos vamos a centrar ahora en el argumento (si quieres saber más, sólo debes pinchar el enlace correspondiente). La cuestión es que esta serie me hizo recordar la existencia de las muñequitas olvidadas en la caja durante tantos años. Sus vestimentas no son tan rimbombantes cómo las de la serie, pero no obstante también son entrañables.
Son un total de 20 muñequitas, algunas con traje burgués, otras con un traje más modesto, propio de una clase menos adinerada. Bueno, he dicho“muñequitas” hasta ahora, pero acabo de recordar que uno es un niño ( un niño rodeado de tanta hembra, pedazo de harem que se tiene montado XD).
Les debía una. Así que esta publicación va dedicada a ellos.
Aquí una pequeña galería, con mi impresión particular de cada un@ a grandes rasgos:



La primera muñeca que me encontré cuando abrí la caja. Quizás sea porque va vestida de negro o  por ese rostro triste, pero el caso es que parece que acabase de perder a un ser querido y está de luto.

Esta me recordó mucho a Mary Poppins. Ahora no puedo verla de otra manera que cómo institutriz o niñera.

La clásica sirvienta obediente por fuera (pero vete a saber lo que piensa por dentro).

Una cocinera, con más de 10 años de experiencia. ¿Te interesa contratarla?

Dios, esta muñeca me recuerda a la segunda esposa de la serie Big Love. Clavadita.

Esta me recuerda a una protagonista de novela romántica, muy apasionada.

Intenté achatar el gorrito pero no hubo forma. Bueno, le da un aspecto...diferente. Un tanto cómico. :)

No sé por qué, pero esta muñeca me recordó a un cuento llamado "La vendedora de cerillas". Sí, era un cuento triste, pero la protagonista tenía una personalidad muy noble.

Ana de las tejas verdes. No digo más.

Típica persona de la realeza muy pomposa.

Posiblemente una de las más bonitas, desde mi punto de vista.

Parece la típica señora un poco bruta de modales pero un encanto de corazón que vale por mil. :)

Esta tiene la impresión de ser una persona aparentemente con poco carácter pero muy dulce en realidad.

Esta sirvienta planchadora realmente tiene una mirada muy seductora. Seguro que podría zumbarse a un conde si se lo propusiera.

Me recuerda a una señora cotilla, de esas que van casa por casa buscando chismes. Pero no con malicia, ya que en el fondo tiene cierto infantilismo no malcioso.

Tiene un aire que me recuerda a una persona presumida y caprichosa, quizás porque el fondo tiene algún trauma.

Esta señora da la impresión de que ha sufrido mucho por alguna causa y se mantiene al margen de la sociedad, aunque en el fondo parece que grita silenciosamente ayuda.

Esta muñeca me transmite cierta autoridad y comportamiento estirado, de actidud algo conservadora.

Esta muñequita podría ser una soñadora empedernida, deseando que llegue su gran amor pero con una inexperiencia desmesurada, demasiado apegada a su mansión y las comodidades de su entorno conocido.


Este benjamín de la colección, parece casi cómo si fuera adoptado, de padres humildes pero acogido en una casa con grandes privilegios. No obstante, siente que no es su sitio, que ese mundo de lujos lo enclaustra.

jueves, 7 de abril de 2011

Windows Live Messenger 2011: El nick.

El nuevo Windows Live Messenger 2011 (msn) tiene muchos cambios y bastantes inconvenientes fundamentales, de los cuáles me centraré en uno. 

No voy a hablar del cambio de los emoticonos estándar, con respecto a las versiones anteriores. Mucha gente se queja de esto y a mí, los nuevos emoticonos me parecen simpáticos (hasta hay ahora de forma estandarizada tres tipos de risa: risa, risa a carcajadas y desternillado de risa). 

Tampoco voy a hablar de que el nuevo messenger sólo sirva para Windows Vista y Windows 7, aunque no está de más mencionarlo.

 Voy a centrarme exclusivamente en una cosa: El formato e intencionalidad de los nicks (no esperaba una cara de sorpresa, querido lector; ya sé que mi propósito quedó bastante reflejado en el título ;-)  ).

El nick empezó cómo una identificación del individuo, dónde el objetivo era mostrar un nombre o distintivo. Pero cada vez la cosa fue degenerando más, hasta que se convirtió en un modo de expresarse: dibujos con caracteres, pensamientos, estados de ánimo en un momento dado, fragmentos de canciones...Se desplegaba un mundo creativo de posibilidades.

Con el plugin plus del messenger, las posibilidades se ampliaban más: colores y degradados en las letras, formatos de subrayado, tachado, cursiva...era tener la paleta en tus manos y la fórmula en tu cabeza.

Algunos usuarios eran muy reacios a esta actitud de muchos otros, pues cada vez que la persona hablaba, tenía que tragarse un repertorio cansino. Por ejemplo:

*Amo a mi cachorrito querido, es mi niño del alma, estoy que me lo voy a comer con papas dice:
Hola
*Perico dice:
Qué tal
*Amo a mi cachorrito querido, es mi niño del alma, estoy que me lo voy a comer con papas dice:
Perdona si te tardo en responder
*Amo a mi cachorrito querido, es mi niño del alma, estoy que me lo voy a comer con papas  dice:
Yo estoy bien. ¿Y tú?
*Perico dice:
Bien también, pero cómo vuelva a leer esa burrada de tu “cachorrito” te juro que el que me lo voy a comer con papas voy a ser yo, pero de manera vengativa.

Admitámoslo: A veces puede resultar desquiciante. No obstante, a mí este despliegue de nicks, incluso aquellos aparentemente absurdos...me encantaba.

Era una manera de enterarse de ramalazos de la vida de la otra persona sin ni siquiera otorgar un saludo. Sacaba mi parte maruja. Con un simple “Coca Cola de mi alma, Coca Cola, mi señor: Hacendado siempre gana, Hacendado el mejor” ya podías saber hasta preferencias ideológico-económicas. ¡Era la ostia! XD

Se han hecho millones de monólogos de broma sobre las categorías de nicks existentes, tipo “dime qué nick te pones en el messenger y te diré cómo eres”. He aquí un ejemplo.

Llegó el nuevo messenger. Se acabaron los nicks polifacéticos. Ahora pillan tu nombre y apellidos y Santas Pascuas. A no ser que te cambies el nombre y los apellidos en tu cuenta, mal lo tienes. Se acabó los colorines y demás hierbas. Qué eso marea a más de uno.

Y-y aquí viene lo más gracioso- en el proceso se olvidaron de algo verdaderamente importante: la existencia de ciertos caracteres. El nuevo messenger ha olvidado que en España existe la “ñ” y que las tildes son algo que también está presente, y no sólo en territorio español, mire usted. Pues nada, si por algún casual te llamas Toño García López...mi más sentido pésame. Tu nombre va a morir. A partir de ahora el messenger te va a llamar...

Con dos cojones, sí señor.

Yo mientras tanto, me iré cambiando el nombre cada dos por tres. Y jugaré con nombres compuestos  y apellidos múltiples para formar frases. Cabezota cómo mi abuela, o al menos eso me dicen.

Eso sí, aún puedes gozar de un subnick. Un subnick con un formato único y simple que misteriosamente me recuerda a los mensajes de estado del facebook. No obstante,  no te esmeres demasiado en la elaboración del mismo: Cómo te equivoques en una sola letra del mensaje, sólo tendrás dos opciones: o lo dejás tal cuál y te jodes o lo cambias todo... y te jodes igual, después de todo,la cosa es joder :P.

Para terminar, decir que aún está empezando el año y se espera que la demanda genere cierto cambio en las funcionalidades, a la vez que mitigue un poco los errores. Crucemos los dedos para que la versión del 2012 no incluya cambios y errores indeseados. Si no...al menos siempre nos quedará el rajar a gusto del programa que, aunque tampoco solucione mucho si no se dirige uno/a a la persona adecuada, te ríes del asunto.