miércoles, 27 de abril de 2011

Riendas.

A veces desearía ser una niña muy pequeña. Porque:
1.- Creía que había personas que sabían la verdad sobre el mundo.
2.- Sentía que había personas que estarían pendientes de mí para que nada malo pudiese pasarme (personas muy poderosas, mucho más que yo).
3.- Sentía que no tenía que responsabilizarme de mí misma porque habría alguien que me sacaría las castañas del fuego.
4.-Me sentía un ser especial mucho más especial que el resto de los mortales.
5.- Creía que todo, absolutamente todo, era posible.
6.- No tenía que defender mi lugar en el mundo. Era una batalla ya ganada.
7.- Podía observar a los demás, olvidándome (e importándome un rábano) que los demás también me estaban observando.
Me da miedo el caos. Me da miedo que todos seamos caminantes de un mundo que ni siquiera tenemos conciencia. Me da miedo que nadie superior me guie y me proteja. Me da miedo que todos seamos iguales. Me da miedo que no pueda cambiar muchas cosas. Me da miedo la posibilidad de que estemos solos en el Universo.
A veces siento que no lo soporto.

3 chispas coloridas:

Hector Madonar (@ectolin) dijo...

Interesante reflexión....La niñez está para disfrutarla. Es la etapa de la vida en la que podemos pasarlo bien de verdad, la etapa de la vida que hay que vivir a tope. Porque la etapa adulta es una cosa completamente diferente. Es como saltar a un ruedo o a un campo donde te esperan todos los focos, todas las cámaras y todo el mundo (familiares, amigos, colegas profesionales) esperan que hagas maravillas y milagros. La competitividad es brutal.

En cuanto al miedo, pues yo sólo tengo miedo a no poder hacer las cosas como yo quiera. Que no me den libertad, que me coarten, que me avasallen o violen mi libre albedrío, mi capacidad para pensar y actuar libremente. Nadie superior te guiará ni te protejerá, salvo tu mismo. Los seres humanos no somos iguales, por supuesto que no. Puedes cambiar todo lo relacionado con tu persona. Las cosas de los demás, eso ya es otro cantar. No estamos solos en el universo, hay muchas civilizaciones humanas como la nuestra esperándonos ahí afuera.

Cristo dijo...

No tengas miedo, todo va a salir bien.

Mente Policromada dijo...

-@ectolin: Libertad. ¿No añoraba la libertad de pequeña? Puede que haya interiorizado lo que significa ser adulto en algunos términos pero siga siendo niña en otros. Tengo más libertad de la que verdaderamente creo. Más allá de causa consecuencia básicas, hago demasiado caso a lo externo, sin darme cuenta de que puedo cambiarlo. Decidir puede que sea liberador, no aterrador. Pero...la libertad es confusa a veces.
-Cristo: Gracias. Tus palabras me tranquilizan. Fue leerlas y algo en mi interior me dijo que estabas en lo cierto. También me recordó un poco a la película "Código fuente". Jejeje. Ayer la vi.

Publicar un comentario