sábado, 2 de julio de 2011

Disco duro externo caducado

Hoy me compré un nuevo disco duro exterior, pues el que tenía, a pesar de tener sólo unos 6 años (yo que sé, tampoco es que sea tanto) estaba fallando demasiado. Para que pillara conexión tenía que estar en un ángulo muy muy muy concreto . Poco más y podría definirse los grados exactos. Yo apostaría por 37º noroeste, con un ángulo de 45 º oblicuo, pero hay un error del 9%, por lo que no hay demasiada significación en mi teoría. Además, se calentaba con mucha facilidad, apagándose. Es lo más parecido a una perreta que he visto en un aparato.
En fin, la cosa es que ahora tengo nuevo disco duro. Y cual es mi sorpresa cuando veo cómo han cambiado los tiempos. Y con esta frase ya puedo confirmar que me hago vieja sin ni siquiera haber cumplido los 30. Nuevo record personal. Pero, cómo una imagen vale más que mil palabras, ahí va:
He tapado las marcas de ambos con el paint porque estoy esperando que alguna compañía me pague por promocionarla ¿Alguna se ofrece? ¿no? Vaya...

El de la izquierda es mi antiguo disco duro exterior. 500 GB, con un tamaño y peso considerables. en estado casi muerto y asqueado de tanta basura que le meto dentro. 100 €.

El de la derecha es el disco duro nuevo, 650GB, con un tamaño pequeñito y ligero, sin usar aún y pensando ingenuamente que se va a escapar de que lo llene de archivos de ocio personal (algunos trabajos de clase también caerán). 77€.

Más compacto, más capacidad más barato. ¡Y era de los que menos capacidad tenían de la tienda!
Pasa lo mismo con portátiles, ordenadores, etc. Cada vez los aparatos electrónicos están más alcance de todos. Pero ojo, que la cosa tiene trampa: a la vez, los archivos cada vez son más pesados. Así, una película que antes te podía pesar alrededor de 750MB, ahora, si es Blue Ray, échale unos 30 GB; hay que recordar que hace unos años, el Blue Ray apenas estaba extendido. Así que, si lo piensas bien, la accesibilidad de contenidos es relativa.

De la misma manera, los juegos cada vez vienen con más gráficos, exigiendo un peso mayor. Y cada vez se hacen menos juegos con un peso cómo los de antes.

Actualmente hay discos duros externos de 2TB, que tienen un tamaño y precio parecido al mío antiguo de 500GB. Y probablemente la capacidad en relación a tipo de archivo/peso es similar al de hace unos años. 

La accesibilidad es mayor. Pero las exigencias son mayores. La cosa avanza de manera paralela. 

Bueno. Podríamos pensar que mejor eso que, para tener los recursos mínimos exigidos, tengamos que pagar cada vez más. Sin embargo, también es verdad que concorde pasa el tiempo, se exige más depender de la tecnología, creando más necesidades. Necesidades que deben periódicamente renovarse pues, a la más mínima, quedan anticuadas.  El precio por lo mismo es sólo un pequeño aliciente que va enmascarado de unas exigencias impuestas, no sólo en terreno de ocio, sino a la vez en el campo laboral, personal y social.

No voy a ser la Juana de Arco de esta historia. Yo también caigo en estas exigencias y no voy a rebotarme con ellas. No obstante, intento, en la medida de lo posible, adaptarme de tal forma que no me suponga un gasto económico excesivo, para no caer en el ambicioso juego. Lo que hoy es lo último, mañana estará desfasado.

2 chispas coloridas:

Eli dijo...

Gracias por la información,nunca he tenido un disco duro externo y me estaba pensando en comprar uno y no tenía ni idea,¿donde lo compraste?
Y si la verdad que no se puede estar cayendo en el juego de tener todo lo último como el rollito del movil que ya todo el mundo tiene o iphone o las blackberrys,yo seguire teniendo mi movil que solo lo tengo desde hace un año y pico y hasta que se me rompa o así lo tendré aunque no tenga wifi ni cosas de esas podre sobrevivir sin ellas jaja

VibiLeFleu dijo...

¡Buenas!
No se si sabrás quien soy (Yo al menos no) pero no se porque hoy me he pasado por mi antiguo blog y vi tu comentario... Un comentario en una despedida.

No se si te gustaría o no mi blog, en realidad solo cambié de aires. Sigo con un blog de textos cortos por si quieres echarle una ojeada:
http://secretolefleu.blogspot.com/
Mi pequeño secreto... Ya sabes.

De todas formas gracias por ese comentario. Y te sigo

¡Saludos!

Publicar un comentario