lunes, 1 de marzo de 2010

La melodía como sombrero

Últimamente, varias canciones se han adueñado de mi mente. No necesariamente son canciones dignas de un premio (de hecho, la mayoría son lo más absurdo que te puedas echar en cara, jejeje). Pero son melodías pegadizas que se adueñan de ti y no puedes dejar de tararear. Estás leyendo y la musiquita en la cabeza. Estás comiendo y la musiquita en la cabeza. Estas durmiendo y la musiquita en la cabeza.
Cada vez que una melodía martilleante me persigue, lo publico en facebook. He aquí la recopilación de las tres canciones que me han estado persiguiendo durante estas últimas dos semanas (por orden de aparición).
The way I am.
Todo empezó cuando estaba buscando vídeos sobre personas que cantaban a capella con varias voces de manera simultanea (lo cual da un acabado impresionante en algunos casos). Así me encontré con una versión de una canción Ingrid Michaelson. Una vez escuchada la versión, escuché la original. Ya estaba perdida. La canción me acosaba allá dónde iba. Acabé cantándola en karaoke y subiéndola a youtube (cuando digo que me perseguía, no estaba exagerando, damas y caballeros). He aquí mi versión cantada, bastante mal, por cierto.XD


What's new Scooby Doo?
El segundo momento crucial se presentó el sábado siguiente. Haciendo zapping por la mañana, me encontré el opening de una serie de dibujos animados:
¿Qué hay de nuevo, Scooby Doo? La canción era demasiado pegadiza. En vez de seguir con mi vida, la busqué en youtube ¡Apocalipsis mental! Pues esa cancioncita se convirtió en mi tono de llamada mental durante los 4 días siguientes. Al parecer, la canción la creo Simple Plan, grupo que ya conocía de otras canciones que también se me habían pegado en su momento. La saqué en el órgano, la saqué en el teclado MIDI. Hasta me planteé cambiarle la letra y en su lugar hablar en la canción de las SGAE y su descaro embarazoso (aún no descarto la idea). He aquí el tema en cuestión:


I'm f*cking Matt Damon.
Esta canción son como las segundas partes: El Retorno. Y es que ya anteriormente no la podía dejar de tararear. La historia de esta canción es muy simple: Sarah Silverman (comediante) dedicó en el show de su novio esta broma dirigida a él. La broma se hizo tan famosa que ha sido vista ya por millones de internautas. Creo que ocurrió en el 2008.
Pero ayer, no sé a cuenta de qué, me volví a encontrar con este delirante tema y, ahora mismo ¡No dejo de tararearla! Acabaré sacándola en el órgano, seguro. XD


¿Cuál será la próxima canción que invadirá mis sentidos y conciencia? ¿Alguna canción de anuncio publicitario? ¿Alguna canción de Eurovisión? ¿La música de entrada del telediario? Cualquier opción es posible. :P

7 chispas coloridas:

GuilleMurto dijo...

Recuerdo la vez que iba a ir a un campamento de cuatro días, y como a mi me pasa esto siempre (lo de que se te pega una canción) entonces me preparé, ¡por lo menos que sea una canción buena!, me dije, entonces elegí mi canción y la escuché muchas veces. Ya la tenía en la cabeza pero entonces justo llegó al lugar en donde tomaríamos el bus, un automóvil con un reguetón feo y a todo volumen, ¿adivina qué? se me terminó pegando esa canción y no la que yo quería ._. xD

Saludos n.n!

Mente Policromada dijo...

GuilleMurto: Sip, definitivamente, el "pegamento" de las canciones a la masa cerebral de un@ es algo que no se elige: la canción te elige a ti. Para bien o para mal. Jajaja. ;D

Bene dijo...

Jaja, te entiendo perfectamente, es horrible.
Aun así, yo tengo la suerte de tener una memoria de pez que hace que una canción no me dure mucho más de un día pegada :)
Por cierto, la de Simpleplan es horriblemente pegadiza!! :P

Saludos!

P.D. Me encanta tu nueva selección musical, el primero que se oye, Alenxander Rybak, desde que lo vi el año pasado supe que iba a ganar Eurovisión... (L) jajaja

KASHTANKA dijo...

Excelente tu video! no està nada mal, y a mì que me gustarìa ser menos vergonzosa para colgarme en youtube xDD. LA canciòn para matt Damon es màs divertida que pegadiza.

Un saludo!

Mente Policromada dijo...

-Bene: Alexander Rybak es buenísimo; trasmite una energía muy optimista. Dicen que la letra es bastante simple. Yo no quiero traducirla. Me gusta imaginar lo que dice en lugar de clarificarlo. :)
-Kashtanka: hay veces que es mejor olvidar la vergüenza para que otros también puedan olvidarla. n_n
Lo grave es que es cierto: la canción de Matt Damon no debería ser pegadiza. jejeje

Cristo dijo...

Bonita voz

Zay dijo...

pues yo creo que cantas muy bien, si vieras cada vídeo que me han grabado a mí... eso sí que da vergüenza xD

Publicar un comentario