sábado, 1 de agosto de 2009

La Palma: víctima de las llamas



El calor que está azotando nuestras islas es espeso, húmedo e insoportable. Y podríamos decir que este calor tan infernal es motivo de muchos incendios forestales. La causa del inicio del incendio en Fuencaliente, en la isla de La Palma, no se sabe aún, pero el calor si ha facilitado la dificultad para erradicarlo. Al parecer empezó a las 23:00 horas de anoche y desde entonces, están trabajando para su extinción. Los vientos hacen que el fuego vaya de sur a norte de la isla, para horror de sus habitantes y de todas las personas que tienen un mínimo amor por su flora.

El fuego se ha extendido más allá de la zona forestal, llegando al casco urbano, lo que ha supuesto el desalojo de casi 4000 personas de sus casas y establecimientos.
Existen daños graves en la infraestructura de los municipios de Fuencaliente y Mazo, tanto en casas como en otros establecimientos. Una gasolinera también fue pasto de las llamas, alimentándolas aún más.

El fuego tiene tres focos, uno en Los Canarios de Fuencaliente, otro en la zona este de la isla, que avanza lentamente hacia el norte, y el más virulento ha remontado las cumbres de la isla y se dirige hacia el municipio de El Paso, que es donde se están concentrando todos los trabajos de extinción.

La extensión del fuego ha sido tal, que han necesitado la ayuda de helicópteros de Tenerife.
Además de dos helicópteros, en la extinción del fuego trabajan unas 250 personas, entre retenes del Cabildo, Protección Civil, Servicio de Urgencias Canario, Bomberos Voluntarios, Alfa Tango, Policías Locales de Villa de Mazo y Fuencaliente y Guardia Civil. También se ha procedido a movilizar a la Unidad Militar de Emergencias, con base en el aeropuerto de Los Rodeos, en Tenerife, que en estos momentos se desplaza hacia la Palma. Realmente me impresiona la magnitud situacional tan exagerada que ha llegado a tener este incendio.
No se tienen datos de ningún fallecido, salvo el de una persona de ataque de miocardio, que no tuvo que ver con los daños ocasionados por el incendio.

La Palma se caracteriza por ser posiblemente la isla más verde de toda Canarias, con el Parque Nacional de la caldera de Taburiente y con múltiples hectáreas de vegetación autóctona. Viendo el rumbo que ha cogido, está claro zonas como Cumbre Vieja están siendo afectadas. Sólo espero que "La Isla Bonita" no acabe con una huella irreparable
.

La gente, al parecer está indignada. No solo porque aún no han conseguido erradicar el problema. Alegan que el tener tanto monte y tanta vegetación pegada a los pueblos hace que, en cuanto un monte entre en llamas, las casas se vean afectadas. Es un problema: Es una isla bastante pequeña, con cada vez más gente, lo que implica un intento de construcción constante. Las organizaciones medioambientales, gracias a dios, luchan porque esa ansia de expansión urbanística no llegue a los extremos que ha llegado en otras islas como en gran Canaria (lo siento, pero es verdad). Considero que la cosa no es el exterminio de árboles cerca de los pueblos para prevenir que las casas entren en territorio peligroso en caso de incendio: lo ideal es más personal medioambiental. Se crearían nuevos puestos de trabajo y las probabilidades de riesgo serían menores. Pero ¿Quitar árboles alrededor de los municipios? ¿Estamos locos? La isla es bastante pequeña. Si le quitas la vegetación de los alrededores ¿Qué te queda? Un montón de cemento y una manchita verde en el centro, el Parque Nacional, que sigue ahí porque es parque; que si no ya hubiese sido víctima de algo que avanza más rápido que las llamas: la construcción.

6 chispas coloridas:

Utah dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Policromi, pero es una práctica común hoy en día destruir en lugar de construir, hacer leyes que restrinjan libertades en lugar de habilitar espacios donde ejercitarlas, censurar en lugar de simplemente contestar al mensaje emitido.

Sólo esperemos que el pueblo palmero y el de las "islas menores" consiga con su resistencia seguir siendo el "pueblo grande" que mantiene a raya la deforestación y la insaciable urbanización que azota el paisaje canario.

Por cierto, soy de Gran Canaria y ninguno de nosotros se indignaría si nos dicen que nuestras islas están hechas unos zorros, otra cosa es que se algunos se piquen cuando les digas que son tan responsables como quienes conceden las licencias; pero esa es otra historia y deberá ser contada a su debido tiempo.

Un saludo.

Zay dijo...

Pues tan fácil como no hacerse casas en el puto monte o al borde de los barrancos. Si tan ecologistas son, que se vayan a vivir al centro de la ciudad y así no hay que construirles carreteras ni quitar espacio a los árboles ni animalitos, y desde luego si hay un incendio es mucho más seguro.

Hola! xD

Mente Policromada dijo...

Utah: Aunque la isla de Gran Canaria esté hecha unos zorros, muchas de sus gentes se mueven más que en Tenerife (por ejemplo en cuanto a protestas universitarias. Aquí no se mueven nada.:/).
Zay: jejeje, sin pelos en la lengua, como siempre. ;)

Maltut dijo...

Fue sumamente triste ver ayer las noticias y encontrarme con la noticia del incendio de La Palma. Particularmente siempre me han afectado bastante los incendios pues no entiendo como carajo puede haber alguien que disfrute quemando árboles.

Zay, tienes más razón que un monje tibetano.

Ricardo Ignacio dijo...

Me encanta ver gente con compromiso social amiga.
Los psicologos debemos ser fuente de contencion positiva para el resto de la gente, y no simplemente cientificos en pos de comprobar nuestras creencias.
Además, soy argentno, vivo en Córdoba Capital (Argentina), pero mi familia vive en Las Palmas de Gran Canaria y creeme que estoy cerca de tu preocupación.

Mente Policromada dijo...

yo también creo que el ser psicólogo está más allá de la demostración científica exhaustiva. Da gusto ver a gente que piensa de esta manera. En la Universidad en la que estoy están todos los profesores tan empeñados de demostrar que están a la altura de la medicina y las comprobaciones irrefutables que a veces se olvidan de algo importante: Que el objetivo es el bienestar del ser humano.

Publicar un comentario