lunes, 28 de septiembre de 2009

Tanto ego da jaqueca


¿Cuántas horas al día pensamos en nosotros mismos? He estado buscando con la esperanza de encontrar alguna investigación que arroje un poco de luz a este interrogante. No he tenido suerte. De todas formas, puede que exista algún estudio; también es verdad que las revistas psicológicas son muy herméticas y no facilitan su divulgación demasiado por internet.

Lo que si se sabe es que, pensar mucho en uno mismo es sinónimo de egocéntrico, lo que convierte a la persona en un ser desagradable e infantil, poco empático. Después, y ese es el remate, están las personas egocéntricas y con muchas ganas de llamar la atención. Estudiando en segundo de psicología, dimos algunos trastornos de personalidad y aquella persona con intento desmesurable de llamar la atención es catalogado como persona histriónica: Una persona teatral, que busca alguna manera de que se fijen en ella. Para ser más exactos, las características de una persona histriónica consisten en:

-Quieren ser el centro de atención.

-Tienen un comportamiento sexual, seductor, provocador.

-Su comprensión emocional es superficial y rápidamente cambiante.

-Su aspecto físico busca llamar la atención, aunque cuando muchas personas lo miran no se siente bien.

-La forma de hablar es subjetiva, sin matices.

-Autodramatización, teatralidad, exagerada expresión emocional.

-Son sugestionables.

-Consideran sus relaciones más íntimas de lo que realmente son.

-Suelen tener estallidos de ira y descontrol.

Suena una persona horrible. Me escandaliza la posibilidad de que pueda ser esa persona insensible y desconsiderada. Pero también resulta una falta increible de respeto juzgarlas y criticarlas de esta manera solo por no ser personas sacrificables, modestas, humildes, comprensibles y todo eso típico de las heroínas de las novelas rosas. Son personas con sus problemas, sus virtudes y sus puntos de vista, y deben ser respetadas, como todo el mundo.

Bueno, tengo la seguridad de que sé ponerme en el lugar de los demás y dejar de vez en cuando dejar de pensar en mí. Y ni se me pasaría por la mente ponerme en situación sexualmente provocativa, como si fuera una conejita en celo. No obstante, reconozco tener algunos de esos rasgos.

Quizás tenga complejo de volverse invisible de un momento a otro, y hacen cualquier cosa por que esa transparencia física no se haga patente.

Me doy cuenta que tengo una imperiosa necesidad de llamar la atención. No intentado hacer cualquier cosa, claro está. Busco el cariño imperioso de la gente y algo lo posible para que:

1.- Me presten atención.

2.-Esa atención esté ligada al cariño.

Pero esto no es nada nuevo. Me repito demasiado ¿no creéis? Bueno, supongo que el hecho de repetirme demasiado en algunos temas forma parte de mi personalidad y eso, como todo lo demás, es relevante para este blog, que es un pedacito del espejo de mi interior.

Yo creo que todos buscamos algo de atención. Muchas personas buscan pareja para encontrar un poco de atención. La verdad es que no lo considero correcto para nada: las personas que se cierran a su pareja para obtener la atención que necesitan se conviertan en unas personas posesivas y desconsideradas. La pareja debe ser una persona que haga posible un enriquecimiento mutuo, un cariño enorme. Alguien con quien no tengas que desmostrar ni demostrarte nada porque forma parte tanto de ti, que lo suyo es tuyo y lo tuyo es suyo. Y, por supuesto, respeto por el espacio individual de cada uno. Y, por supuesto, no tengo estallidos de ira y descontrol. Con lo controladora que soy con mis propias emociones y mis actos, si hay algo que me enfurece externamente, ya buscaré la manera de echarme la culpa a mí misma y tragármelo. XD

Una persona que insiste en obtener un poco de atención al día para ella de manera exclusiva ¿no está siendo desconsiderada ella también? Incluso cuando estás escuchando los problemas de los demás, a veces lo haces y piensas "escuchando a esta persona, de alguna manera estoy demostrándole lo mucho que la aprecio" Esto implica que, de manera indirecta, estoy intentando llamar la atención, dejando a esa persona que sea protagonista de su propia historia personal narrada.

¿Por qué me pasa eso? A veces, cuando estoy hablando (y no me trabo con los nervios, como suele pasar a menudo y me olvido por un momento de mis estúpidos complejos) me siento tan bien pensando de, al menos por un minuto de la vida de otra persona yo soy el centro de su vida. Solo un minuto. Con un minuto me vasta. Pero no debería perseguir eso. Debería conformarme con los minutos para mí. ¿Oh no? ¿O simplemente dejame llevar por el principio budista de no pensar en nada y simplemente ser? Me encantaría poder solo concentrarme en el presente, no desear nada, ni esperar nada. Sentir.

No obstante, soy una persona muy contradictoria: cuando me alavan de manera directa, me siento abrumada e incómoda porque, a pesar de intentar que me presten atención, una parte de mí desea que no pongan expectativas en una persona que puede defraudarles en el futuro. No me aclaro ni a la de tres ¿eh?

13 chispas coloridas:

Mente Policromada dijo...

Ahora que leo de manera más fría mis palabras, noto algo enfermizo en ellas. La manía de torturarme con obtucidades autoatribuidas y analizar cada pequeño acto para ser motivo de reprochamiento, resulta bastante rocambolesco y además grotesco.
Iba a cambiarlo, pero no, lo dejo así. Era un estado de ánimo concreto en un momento concreto. No estoy para decir La Verdad de verdades. Estoy para decir mi verdad relativa, cambiante a lo largo del tiempo y dependiente de mis sentimientos y pensamientos momentaneos.

Mente Policromada dijo...

No niego tener esos problemas. Pero la manera de afrontarlos me parece inadecuado.

Zay dijo...

Bueno, lo que comentas en los últimos párrafos del texto nos pasa a todos, no es que nos pase, quiero decir, es que mientras tú estás prestándole atención a alguien que te necesita, tú eres el objeto de su atención, es casi un principio físico en plan "el mismo río nunca pasa dos veces", pues eso, tu descripción me acaba de recordar mucho al cómo se explica Pelechano en el libro de Sistemática. filosofía pura y dura. no te preocupes, que pensar eso y sentirte bien por ello no es narcisista. y por lo poco que sé de ti creo que puedo decir que eres una de las personas menos narcisistas o histriónicas que conozco :P

con respecto a lo de llamar la atención, OBVIO, a todo el mundo le gusta que le hagan un poco de caso de vez en cuando, es físicamente imposible sobrevivir si nadie nos hace caso y si no llamamos la atención, aunque sólo sea instintivamente (¿o acaso si un bebé llora no le das de comer?). es más, el problema es más bien lo contrario, lo normal es querer relacionarse y para eso es necesario llamar la atención de alguien, joder.

tengo entendido que en el DSM-V los trastornos de personalidad como tales desaparecerán o algo por el estilo, no estoy muy segura de si se seguirán manteniendo categorías como histriónico, narcisista, antisocial, etc. realmente tampoco es necesario un diagnóstico para eso, quiero decir, conozco a unas cuantas histriónicas/narcisistas de libro y te aseguro que pasan simplemente por chicas estúpidas (dado que para ser incapaz de empatizar hay que tener muy poca inteligencia y blah) que parecen estar siempre en las nubes. pueden ser geniales para salir de fiesta con ellas (la mayoría acabará desarrollando trastornos peores por el abuso de drogas evidentemente) porque te aseguro que nunca te aburrirás, pero para ahí. luego hay casos de narcisismo chungo de gente que intenta suicidarse porque dice estar "en lo mejor de la vida", pero no sé si eso son más ideas delirantes que otra cosa.

y creo que ya está, en fin, hasta mañana XD

Mente Policromada dijo...

Es muy interesante lo que dices. :)
Tiene mucho sentido eso de que el llamar la atención llega un momento en que resulta algo de supervivencia, como la de un niño que implora atención porque está sufriendo y necesita ayuda.
Estaría bien que el DSM IV dejase de ser categórico y se convirtiera en un continuo. Tendría mucho más sentido, ya que la categorización limita bastante el comportamiento de los seres humanos.

Zay dijo...

hombre, pues no sé, las categorías son necesarias a la hora de establecer un diagnóstico. si tienes esquizofrenia, o la tienes o no la tienes, no es que la tengas hasta cierto punto y luego a partir de ahí se convierta en otra cosa. el DSM podría ser dimensional si las psicopatologías fueran acumulativas de 0 a X y fueran todas en un mismo sentido, pero por suerte o por desgracia no todas cursan en la misma dirección, e incluso los síntomas son positivos o negativos (por presencia o ausencia). así que las categorías a la hora de juzgar el "comportamiento desviado de la norma" están bien, aunque sólo sea para darles nombre. otra cosa ya sería que dentro de cada categoría existiera un continuo y no distintas categorías; así por ejemplo en TCAs se podría hablar de TCA de tipo restrictivo, purgativo, por exceso, etc., y definir las características de cada uno, no sólo "anorexia, bulimia y comedores compulsivos" y todo lo que no entre ahí es un TANE, y así con distintos trastornos que tengan entre sí algo en común. pero claro, primero hay que decidir cuál es el criterio común del que se parte para establecer esa nueva categoría dimensional, así que estamos en las mismas! :P

Mente Policromada dijo...

Cierto, puede que tengas razón, a veces soy sin querer un tanto extremista en mis puntos de vista. ^^U
Supongo que las categorías son necesarias pero, eso sí: estableciendo grados que de alguna manera especifiquen más la situación y eviten excesivos estereotipos. De esta manera en vez de simplificar un diagnóstico de manera banal y generalizada, se tendría un trato más particular. Aunque claro, para eso se necesitarían múltiples investigaciones y que tuviesen en cuenta particularidades de una persona con trastorno X que tenga en tal atributo tal porcentaje Y.
Establecer el criterio común resulta complicado. Supongo que en la actualidad se cogen determinados factores individuales y si cuantifican y, si se parecen o tiene una mayoría sistemática de un trastorno tipificado, entonces es considerado como ese trastorno en sí. Eso sí, nunca se deben olvidar esos criterios individuales sumados: son importantísimos, ya que el término solo sirve para hacer más manejable un problema determinado. El personal clínico (al menos el competente) debe tenerlo en cuenta. El problema es que las personas de apié no lo tengan en cuenta. Y el problema también son una serie de manuales que dan "soluciones mágicas" a trastornos de manera general, sin preocuparse de las particularidades, generando contraprodusencia. Pero bien puede que no sea un problema del sistema psicológico tal cual está planteado; puede que se deba a personal o gente en general que se deja llevar por un nombre para dar un veredicto para, de algún modo, controlar la realidad.
Los nombres son necesarios pero imprecisos. Son inevitables (somos seres humanos, es nuestra manera de comunicación) pero se deben añadir más detalles en lo que se refiere a un diagnóstico final.

jerrewell dijo...

¡Hola! Como la segunda parte de tu post ha dado mucho de sí, te comento un poco sobre la primera. "¿Cuántas horas al día pensamos en nosotros mismos?" Lo cierto es que no sé la respuesta pero consuela saber que al menos le dedicamos algo de tiempo a los demás. Esto suena a perogrullo, pero para un economista que basa sus modelos en la "racionalidad" (léase, egoísmo) el hecho de pensar en otros resulta sorprendente. De hecho, una rama de la economía llamada "Economía del Comportamiento" usa la psicología para explicar por qué a veces somos "altruistas", justos y nos preocupamos de otros, cuando "realmente" para evaluar nuestra felicidad sólo nos bastaría con ser egoístas... De todos modos no te aburro mucho con esto. Es defecto personal...

Mente Policromada dijo...

No me aburres para nada, jerrewell. ;)
Me acuerdo de que en clase dimos eso de lo considerado como ayuda altruista o ayuda egosita, siendo lo claramente altruista el no pensar en uno mismo a la hora de ayudar, donde la empatía estaba muy presente. Recuerdo que uno los factores importantes para ayudar a los demás de manera desinteresada estaban relacionados con la identificación y cercanía de las personas en cuestión, el agrado que nos causan esas personas y la percepción de si se merecen ser ayudadas(Pues mira, al final las asignaturas van a servir para algo XD).

navelegante dijo...

Hola policromadamente.

Puede que haya tantas formas de egoísmo como personas hay porque puede que el egoísmo sea lo que cada uno piensa, o puede que sea "pensar en sí mismo y en los demás" o "querer que los demás piensen en uno".

También, el egoísmo podría ser pensar en el Planeta o pensar que el Planeta es egoísta.

Una polipincelada.

navelegante dijo...

Un ser egoísta puede ser aquel que, precisamente, no se da cuenta de ser egoísta.

Puede ser el que SOBREvive a costa de la deGENeración del GEN (del cuerpo) y del entorno natural.

O "egoísta" puede ser sólo un papel de un actor que no es egoísta. Y ese actor hace el papel de "superviviente" antes de morir.

navelegante dijo...

Egoísta puede ser aquel ser que utiliza todo tipo de excusas para sobrevivir, como "es que tengo derecho a vivir y tengo que sobrevivir, y por eso hago lo que hago"!

Jeje.

Cristo dijo...

Voy a citar: "tengo entendido que en el DSM-V los trastornos de personalidad como tales desaparecerán".
Que buena noticia, la psicologia avanza. "Las categorias son necesarias" leí en un comentario y yo me pregunto ¿que numero de categorias, es decir cuantas categorias son necesarias? siempre he pensado q particulizar apesta tanto como generalizar. Y a nadie le gusta q lo metan en una categoria limitada o especializada, cuanta mas especializacion mas categorias, categorias dentro de categorias y yo de momento solo me he visto desde el lugar de paciente y no de terapeuta, lo digo como aficionado a los inhibidores selectivos de la recaptacion de serotonina, dopamina y/o norepinefrina. Q alguien te metacategorize metiendote en uno o varios conceptos muy especializados es juzgar de manera infrahumana a un humano, ya seas Dios, el peor o el mejor psicologo/psiquitra q existe es algo degradante para cualquiera.
Personalmente soy la persona mas egoista q conozco, es inevitable, es incluso mi deber, ¿pq digo esto? pq primero esta mi bienestar, si yo no estoy bien nadie lo podra estar a mi lado, si yo estoy bien los q se cruzen conmigo disfrutaran de mi presencia en vez de sufrirla, lo primero es uno mismo, un infeliz no trasmite felicidad, no he visto nunca a alguien infeliz trasmitiendo bienestar. Soy egoista, es mi forma de ser y ha sido elegida conscientemente, mi egoismo no pasa por encima de nadie, mi egoismo no interfiere con los demas y si ocurre así y me doy cuenta rectifico, pq se puede ser egoista y ser beneficioso para los demas, si hago un plan yo soy el centro de ese plan, de hecho tiene q ser asi, lo que no significa que mientras lo ejecuto vaya a perjudicar a nadie, es mas, se puede ejecutar un plan egoista y ser beneficioso para los demas. No es raro q en mis planes egoistas salga alguien beneficiado mientras q lo contrario es menos frecuente. Una persona altruista solo puede serlo de verdad si antes se ha ayudado a si mismo, ¿como puedes ayudar a alguien si primero no lo has hecho contigo mismo? quizas las intenciones sean buenas pero un ciego no deja de serlo por intentar guiar a otro ciego. Y ayudarse a uno mismo no excluye q en el proceso se ayude a otros. Por cierto Policromi cuando te torturas con tus obtucidades autoatribuidas... ¿es algo creado por ti o quizas es algo q arrastras desde hace mucho tiempo cuando alguien te reprochaba cada acto? ¿es algo creado por ti o es algo aprendido hace tiempo de otra persona?. Por ultimo y terminando con el problemas de las categorias, imagina q clasificas a alguien como persona histriónica ¿que pasa si no te das cuenta de toda la relidad y ya le has colgado la etiqueta? he conocido y conozco gente q encajan en la descripcion, pero solo encajan por momentos. ¿Y si una persona es histrionica durante el 35% del tiempo? ¿que pasa si no te das cuenta de ello? es raro encontrar a alguien q comprenda esto, pq los estados mentales cambian de un momento a otro igual que cambian los estados de humor o animo, de hecho estos cambion van ligados y volviendo a mis observaciones todavia no he encontrado a nadie q no tenga cambios de animo, sin embargo he encontrado a gente y somos mayoria q esconden su verdadero estado. LLegados a este punto ¿como diagnosticar a alguien en una dos o tres consultas? quizas en esos momentos tu estado mental fuera el predominante o quizas no, quizas has visto varios estados y lo confundes con uno solo, ocurre al igual q ocurren las personas q con solo verte ya te han etiquetado, a Zay parece q se le da bien colocar cada pieza en su sitio y quedarse comodo con ello, de hecho asi es como te sientes seguro, etiquetas y fuera pq si no, no sabrias quien es el otro, no sabrias donde encaja, no podrias creerte superior o inferior, no podrias decir con tanta seguridad q X persona es de X manera y solo sirve para X cosa. Pero bueno son de sobras conocidos los motivos por los cuales alguien estudia psicologia.

Cristo dijo...

En otro orden de cosas, q te presten atencion es algo esencial en el desarrollo de cualquier persona, de hecho cualquiera q quiera ser padre deberia de tener en cuenta q hasta cierta edad su hijo/a va a necesitar atencion, la atencion es una forma de amor, prestar atencion a alguien, prestarla de verdad es decir, escuchar lo q dice alguien, ver lo que hace y darle espacio para ser como quiera, para mi es una forma de amor. Sin embargo la mayoria de veces si alguien te escucha esta mas pendiente de si mismo q de ti, esta mas pendiente de lo que va a contestar q de lo q estas diciendo, incluso a veces hay un esfuerzo por no dejarte hablar, por no salirse del monólogo. Asi estan las cosas, personalmente si me he molestado en escribir es pq me caes bien, no se quien eres ¿pero eso q mas da?.

Publicar un comentario