miércoles, 20 de enero de 2010

El espejo inverso

¿Qué estará pensando? Su sonrisa resulta fría y calculadora. Claro que la mía también resulta igual, quizás porque le estoy dando demasiadas vueltas a su sonrisa. Dios, verdad es que me aterra que no sepa en que se basa su pensamiento. Es más terrible que saber el pensamiento que verdaderamente tiene es negativo. Lo desconocido no tiene límites ni de negativo ni de positivo, lo que conlleva a un holocausto de incertidumbre súperlativas, que hacen que mis dedos no puedan dejar de temblar. Ahí es cuando cojo una de las personalidades de mi armario, dispuesta a desfilar por la pasarela de la mediocridad conductual, para cumplir mi función y sobre todo para esperar respuestas.

Según he leído y visto en determinadas series y documentales de televisión, la persona tienen miniexpresiones. Esas expresiones son rápidas, como de unas décimas de segundo, pero perceptibles si se fija uno bien. mentir no se puede completamente, al menos las 6 emociones básicas son imposibles de ocultar: risa, tristeza, asco, enfado, sorpresa y miedo. Aunque , no obstante, a mi modo de ver, el miedo y la sorpresa se funden para no saber con toda certeza quién es quién. Quizás es porque, aunque muchos tenemos alma de aventureros, esa aventura está sujeta a una serie de pronósticos que si los destruimos, quedan disueltos en la más absoluta neblina. Y, detrás de la neblina puede suceder cualquier cosa, sea bueno o malo. Normalmente me fío de lo positivo. Pero cuando escuchas que lo que expresa es contrario a lo que hay detrás, en ámbitos no muy alagadores. Da un poco de miedo. Si al menos hubiese un paralelismo conducta manifiesta-razón presente...

Las últimas veces parecía amable y resultaba que después empezó a soltar "lindezas" por ahí. ¿No podía decírmelo a la cara? ¿Tan difícil era? No poder defenderse porque sus armas las lanza a distancia me cabrea bastante. Pero no es culpa suya, no. Ni mía. Es lo que hay. Yo también podría atacar con las mismas armas. ¡Ahí va! Ahora mismo estoy atacando con estas armas.estoy desahogándome de manera anónima y expresando lo que siento, sin poner remedio expresivo directo alguno! Debería ir allí y solucionar mis incomodidades. Pero claro ¿de qué sirve decir la verdad si como respuesta obtendré una negación apresurada y un despotricamiento detrás? Aunque supongo que esa persona pensará lo mismo de mí.

A veces creo que si todos dijésemos la verdad el mundo sería más fácil. Al principio no: cortaríamos muchas "amistades", tendríamos muchas inseguridades, la gente se encontraría con que el mundo "perfecto" que le rodeaba no es tan perfecto y surgiría un meteorito. Pero después de ese meteorito empezaría la luz nueva. Pero esto solo es posible si las dos partes son sinceras. Una sola parte no sirve de nada. Es como quién tira una pelota de tenis y nunca es devuelta.
Tengo ganas de jugar al tenis. Siempre con respeto, eso sí. Pero tengo ganas de jugar al tenis.

3 chispas coloridas:

Guille Rancel dijo...

Qué bueno, disculpa, tenía abandonado escribirte. Me ha gustado este texto. Lo de las miniexpresiones es absolutamente cierto. Recuerdo haber intentado disimular mil y un veces caras de asco o enfado, sin éxito...
Jamás seré capaz de decir todo lo que pienso.
Usa las armas que haga falta, y si la pelota vuelve, es que alguien quiere jugar.
Un beso!

Bene dijo...

Como ya comentamos en su momento, a mí el tema de las miniexpresiones me resulta inquietante (demasiado xD), pero bueno, eso porque llevo mucho tiempo preocupándome de que los demás no detectaran en mi forma de ser mi "oscuro secreto" jaja :P
Yo antes creía que sería ideal poder leer el pensamiento a las personas, saber lo que piensan de uno, pero al final he concluído que tanta verdad me mataría... ^_^
Muchos saludos, y disculpa haber tardado tanto en ponerme al día U_U'

Mente Policromada dijo...

Guille: Las miniexpresiones: quizá la forma más próxima de desvelar aquellas cosas que incluso a nosostros mismos nos cuesta reconocer.
Bene: Pues tu oscuro secreto hace que mucha gente se pierda cosas maravillosas que tienes en tu interior. ¡Tú tienes muchísimas! Menos mal que poco a poco nos otorgas esos regalos. =D

Publicar un comentario