martes, 9 de marzo de 2010

Desde el otro lado: el de la objetividad

Es curioso como en un periodo de menos de 24 horas, la conciencia sobre un@ mism@ puede cambiar de manera tan radical. Hace unas horas, me veía a mí misma escribiendo fuera de sí un montón de palabras despectivas y amarguras sobre mi situación y mi ser, debido a un error que cometí. No el la primera vez que afronto una situación de esta manera. Es cómo si el hecho de cometer un error implicara ya de por sí el entierro total de un alma. Simple y llanamente. Gracias a la reflexión y el compartir mis sentimientos con otras personas, me he dado cuenta que desvirtué bastante la realidad. Normalmente, cuando las emociones te invaden, todo tu alrededor se vuelve negro.

Vamos a ser realistas:
1) Mi manera de ver la vida y de afrontar la situación ha cambiado mucho en los últimos años. No solo he sido más fiel a mí misma sino que cada día puedo apreciar lo bonito de mi vida, cosa que años atrás, debido a una problemática
concreta, me veía incapaz.
2) Todos cometemos errores. Y la persona que no sea capaz de afrontarlo es que está ciega.
3) Las personas que no son capaces de respetarme como soy, respetándolas
yo a ellas, no merecen mi atención. Mejor centrarse en las personas que me aprecian, siendo todas excelentísimas personas y un torrente de sabiduría (desde aquí, muchas gracias).
4) Cuando tenga un problema, debería pedir ayuda, en lugar de encerrarme en mí misma.
5) Todos tenemos derecho a vivir. Todos tenemos cualidades. Yo también. Tú también.
6) Tengo derecho a tener un mal día. Que diablos.

Me conozco, puede que se me vuelva a olvidar y vuelva a caer en lo mismo.XD
. Hasta que un día, tarde o temprano, esta manera de afrontar la situación se diluya. Ese será el día de un nuevo comienzo.
Por suerte, siento como si un ser me acompañara y me diera ánimo cada vez que lo necesito. No sé exactamente cómo es posible pero lo siento.
Algunos me han dicho que no es demasiado "adecuado" poner mis sentimientos (más cuando a veces son tan intensos) en mi blog. Por el que dirán y todo eso. ¡Qué le den por el culo el que dirán, señores! En mi blog mando yo y haré lo que me de la gana. Cómo si ahora no tuviera derecho a estar triste o a sentir algo ¿Y esta es una sociedad tolerante? Yo me sentí de esa manera en ese momento y lo puse. En ningún momento puse nombres ni nada por el estilo. No lo hago con la intención de dañar a nadie. Así que ¡Expresad vuestros sentimientos no os cortéis para nada! Es un derecho. :)

Este blog lo cree sobre todo con un objetivo. Ser yo. Y así es. ^_^

4 chispas coloridas:

Darth Gon dijo...

Entiendo tu postura final, pero a mi siempre me ha dado cosa poner lo que siento en el blog. Nunca sabes quien puede estar leyendo. No me siento cómodo no sabiendo quien se mete y esas cosas. Pero animo!

quieroserjuez dijo...

solo se me ocurre decirte que lo importante es estar en paz con uno mismo, lo que tenga que pasar pasará

Cristo dijo...

Muchos besos y animo preciosa.

Mente Policromada dijo...

--Darth Gon: Es cuestión de necesidades de cada uno. Cualquier postura es buena, siempre y cuando seas fiel a ti mismo y no hagas daño a otros. ;)
--Quieroserjuez: Sabias palabras.
--Cristo: muchas gracias! Besos para ti también!

Publicar un comentario