lunes, 9 de agosto de 2010

La Meseta de la Renovación Transitoria.


Cuando te asomas a la ventana cuando amanece, puedes ver muchas maneras diferentes de saludar a la vida. Parte de esta percepción la tiene la persona que mira, otra parte, el lugar al que mira.
Por las mañanas, cuando miró por el balcón de mi casa, me topo con esta realidad: un conjunto apelotonado de casas antiguas, dónde lo más viejo se encuentra muy próximo y, a medida que te vas alejando, vas notando más modernidad. Es como si el espacio-tiempo se hubiesen puesto de acuerdo para tocar una canción en sintonía rítmica.
Parece que las viviendas se pelean entre ellas, a ver cual es la que tiene más protagonismo. Cada una tiene su sitio, pero, de manera escalonada, parece que lo nuevo (y más lejano) quiere darse a conocer más, tiene más necesidad de llamar la atención. Pero llega un momento que la atención no puede dar más de sí. Y hay edificios que, a pesar que lo intentan, no consiguen su objetivo. Un objetivo perseguido por demasiados. Y es entonces cuando los humildes sobresalen por su sobriedad, a pesar que no estaba en sus intenciones.

8 chispas coloridas:

Mente Policromada dijo...

jajaja!
Me acaba de decir una amiga: Mucha antigüedad, mucha antigüedad, ¡Pero la casita tiene una parabólica que no se la quita nadie! Buena observación. Se renuevan por dentro, permanecen por fuera.
Quizás podría tener un simil de las personas con avanzada edad que, no obstante, se mantienen actualizadas delo que les rodea, de manera adquisitiva de conocimientos. Eso modificaría un poco la reflexión, acabando en unas reflexiones igual de interesantes. :)

Anónimo dijo...

He perdido la vista con ese "haber" que debería haber sido "a ver", pero tú has perdido un lector.

Mente Policromada dijo...

--Anónimo: Pues adiós. XDD
P.D. Ya está corregido. ¡Que tajante! Una comete errores. :P

Anónimo dijo...

He ido a ponerme colirio...
Es verdad, la gente comete errores... pero es que hay errores (como ese "Qué" sin tilde de "¡Que tajante!", fallos que todos tenemos continuamente), y errores, como ese "haber", culpa de la LOGSE :-D
Sin acritud eh :-P

Mente Policromada dijo...

Ya, la ortografía siempre ha sido mi talón de Aquiles (a pesar de leer bastante). No obstante, desde que escribo de manera continuada, mis faltas de ortografía han disminuído de manera considerable. Claro, aún me queda largo camino por recorrer.
De verdad que tengo mucho interés en mejorar este defectillo mío. jejeje ;)

Cristo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristo dijo...

Menudo mamarracho que eres anónimo, hay errores y errores y tambien hay formas y formas, y las tuyas un poco de mamoncete, pero oye, sin acritud eh.

rainman dijo...

Raquel, espero que hayas ido a una esquina a reflexionar sobre lo que has hecho xDD En fin, cuanta susceptibilidad.

Yo, que antes vivía en tu barrio también, siempre lo he visto como una especie de ciudadela amurallada, o como un cuenco: edificios bajos en el centro y exageradamente grandes en su perímetro.

Publicar un comentario