jueves, 24 de marzo de 2011

Simetría

Dicen que la simetría es el objetivo de algunos seres humanos. Al igual que ver el lado finito del Universo. Y gracias a Dios que sólo son algunos seres humanos.
Cuando vayáis a esa calle que sube, en el momento en el que el Sol se haya dormido. Cuando vayáis a ese local que se mantiene iluminado mientras otros desvanecen sus signos de vida. Allí...encontrareis una vez por semana a una persona incapaz de reírse de sus propios defectos. Una persona que intenta ser el ideal de pureza, cuando esta simplemente es un cascarón. Que ni siquiera sabe lo que es, porque se ha aferrado a un perfil de sí misma ya obsoleto, o quizás, siempre inexistente.
Una persona que aparenta todo calma y despreocupación pero que, verdaderamente, cada uno de sus movimientos está cuidadosamente controlado. Una persona que da consejos, pero que no debería.
Cuando la persona siente que ha sido descubierta, entra en cólera, provocando una reacción impropia de ella. En seguida se da cuenta e intenta cambiar la situación, volviendo a la artificial sonrisa de mazapán. Ya es tarde. Ella lo sabe.
Pero lo que esta persona tarda en darse cuenta es que, sus apreciados compañeros de viaje, aquellos que la acompañan en este ritual aparentemente intempestivo pero configurado verdaderamente con una intencionalidad cuidadosamente planeada; lo saben. Y la quieren. Con sus defectos. Con sus despistes. Con sangre humana corriendo por sus venas.
Cuando ese ser humano entra en lucidez, dándose cuenta...sus piernas flojean y su rostro abatido clava el suelo. ¿Por qué? No soy digna, no soy digna, no.... Gracias. Gracias. Gracias...
Dicen que la simetría es el objetivo de algunos seres humanos. Al igual que el lado finito del Universo. Y gracias a Dios que todo apunta que el Universo no es finito.

1 chispas coloridas:

Cenicienta dijo...

Pues si, y gracias a Dios. :)
Me ha encantado el post. :)

Publicar un comentario