sábado, 26 de febrero de 2011

Sodio

-¿Estás llorando?
-No lloro.
-¿Y esas lágrimas qué son?
-No son lágrimas. Me sudan los ojos. Por lo tanto no lloro.
-Osea...que las lágrimas es el sudor de los ojos. Interesante...
-No lo entiendes. Cuando hay lágrimas hay emociones intensas. El individuo de al lado gira la cabeza en busca de explicación, si no la hay. El sudor es diferente. La gente observa el sudor con repulsión a veces. La gente se seca el sudor con naturalidad. La gente mira de reojo el sudor, pero no siente severa preocupación, ni sonríe por ello. Me sudan los ojos.
-¿Sabes qué?
-¿Qué?
-Que espero nunca sudar por los ojos. Prefiero llorar. Es más: A partir de ahora mi cuerpo entero va a llorar, no a sudar.
-No tiene sentido. El sudor no ha sido generado por emociones ni sensaciones de ningún tipo.
-Tengo calor y sudo. Tengo miedo y sudo. ¿Cómo que no hay sensaciones ni emociones de ningún tipo? ¡Mi cuerpo tiene derecho a llorar si yo así lo decido!
-¿Para qué?
-Porque tal cómo lo has dicho, las emociones están más valoradas. Y si algo cómo mi sudor va a ser trasladado a la altura del betún, prefiero que llore, para que al menos halla algo de respeto en este líquido repudiado por todos.
-Ahora...estás llorando por los ojos.
-Lloro por todo ese sudor que no pudo ser venerado cómo lágrimas. Y tú ¿Por qué sigues sudando por los ojos con más fuerza?
-No existe motivo para que sude.
-Sí que lo hay. Siempre lo hay.
-¿Y por qué te fijas en mi sudor de ojos?
-Porque me importas.
-En tal caso...puede que no esté sudando. Puede que esté llorando. Pero sólo lloraré para ti. ¿Me has entendido?
-Te he entendido. Sólo llorarás para mí.
-Sí.
-Sí.

3 chispas coloridas:

rainman dijo...

Mi cuerpo llora cuando lo obligo a correr. No entiende por qué le trato tan mal :(

Mente Policromada dijo...

[a Mente Policromada le gusta el comentario de Rainman].
Pues mi espalda a veces llora porque siente claustrofobia y se agrava en los días de mucho sol; el cálido astro le recuerda que hay un mundo al que no puede acceder, debido a una camisa.

Cenicienta dijo...

Que bonita forma de hacer un cambio de perspectiva. Cierto que cuando están las emociones por medio se valora más. :) ¡Mejor llorar por todo el cuerpo y sentir!

Publicar un comentario